Publicado el 18 de dic de 2012 1:11 pm |

  comentarios

(Río de Janeiro, 18 de diciembre EFE) – El magnate estadounidense Donald Trump invertirá en la construcción de un polo residencial y empresarial en la degradada zona portuaria de Río de Janeiro, informó hoy su conglomerado empresarial.

La iniciativa consiste en la construcción de cinco torres de 150 metros de altura y 38 pisos cada una, denominadas Trump Towers Rio y que estarán situadas en un espacio que ocupará un área total de 332.000 metros cuadrados, según el proyecto presentado hoy en Río de Janeiro.

En una rueda de prensa en la que participaron Donald Trump Jr., hijo del magnate, y el alcalde de Río, Eduardo Paes, se explicó que además se contempla la construcción de cuatro kilómetros de túneles, otros 17 de ciclovías y la rehabilitación de 700 kilómetros de infraestructuras urbanas, como cloacas, alumbrado público, gas natural y una nueva red de fibra óptica.

Esta iniciativa forma parte del programa de revitalización de la zona portuaria de Río de Janeiro, que forma parte de las obras que la ciudad lleva a cabo para los Juego Olímpicos de 2016.

“Queremos ser muy activos” en el sector, dijo Trump Jr.

Además de la Organización Trump, en el proyecto del complejo empresarial y residencial participan otros grupos como MRP International, el fondo de capital de riesgo Salamanca, la constructora brasileña Even y la Caixa Económica Federal, el segundo mayor banco estatal del país.

El presidente de MRP International en Brasil, Stefan Ivanov, comparó este proyecto de revitalización de la zona como el realizado en ciudades como Bilbao (zona del Museo Guggenheim) o Buenos Aires (Puerto Madero).

Ivanov dijo que ya hay más de 500 empresas interesadas en la zona, de la que destacó su “gran conexión” con varios barrios del sur de la ciudad, como Ipanema o Leblón, con el aeropuerto Santos Dumont o con la cercana ciudad de Niteroi.

Según explicó, está previsto que las dos primeras torres se construyan a partir del segundo semestre de 2013, mientras que la edificación de las otras se acelerará “dependiendo de la demanda”, así como que “el propio mercado va a definir” el precio de los espacios.

Ivanov no comentó el monto de la inversión en este proyecto y dijo que se conocerá después de hacer el concurso de constructoras que tomarán parte.

Esta es la primera obra de la Organización Trump en Brasil y Trump Jr., vicepresidente ejecutivo de la compañía, dijo que tienen el país en el punto de mira para expandir su imperio hotelero.

“Queremos ser muy activos” en el sector, dijo Trump Jr., quien agregó que el grupo de su padre está “ansioso” por traer a Brasil productos para un mercado de “alto lujo”.

La Organización Trump cuenta con un amplio número de hoteles, campos de golf y centros residenciales en ciudades de Estados Unidos como Nueva York, Chicago o Las Vegas, así como en otros países.

El alcalde Paes agradeció “la confianza” puesta en la ciudad y destacó que esta es una “apuesta a largo plazo para consolidarse tras los eventos” que celebrará próximamente Río de Janeiro: el Mundial de Fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.