Publicado el 19 de dic de 2012 5:49 pm |

  comentarios

Foto: REUTERS/Pepe Marin

(Jun, España, 19 de diciembre. EFE).- El ministro australiano Ian Hunter y su pareja, Leith Semmens se casaron hoy en la localidad granadina de Jun, en el sur de España, un enlace que ha sido retransmitido en directo en internet.

La pareja decidió contraer matrimonio en España debido a que su país no reconoce las bodas entre personas del mismo sexo.

La ceremonia fue oficiada en el Pabellón de las Artes de Jun, un municipio muy próximo a la capital de Granada y de apenas 2.100 habitantes, y fue presidida por el alcalde de la población, José Antonio Rodríguez Salas, del Partido Socialista Obrero español (PSOE).

A la boda, que se inició con los himnos de España y Australia, asistieron familiares y amigos de la pareja y no han faltado curiosas tradiciones de los enlaces civiles que se celebran en Jun: los novios han firmado la documentación con un bolígrafo verde y se han besado exactamente durante diecisiete segundos.

El ministro de Comunidades e Inclusión Social de la región del Sur de Australia, perteneciente al partido laborista, y su pareja decidieron adelantar la ceremonia después de que el Parlamento australiano rechazara una propuesta para legalizar el matrimonio gay.

Foto: REUTERS/Pepe Marin

Aunque la decisión de casarse en España la habían adoptado hace tiempo, no fue hasta el mes pasado cuando fijaron una primera fecha porque estaban a la espera de conocer el dictamen del Tribunal Constitucional (TC) sobre el matrimonio homosexual, lo que se produjo el pasado 6 de noviembre.

La ceremonia fue retransmitida a través de un canal de Twitter (Twitcam) y pudo ser seguida en Australia y desde cualquier otro punto del planeta.

El alcalde explicó a Efe que la pareja optó por casarse en Jun después de que él mismo se ofreciera en Twitter para celebrar las bodas de aquellos homosexuales -con algún tipo de dificultad para hacerlo en otros lugares- que se lo pidieran.

Su “tuit” acabó al parecer llegando a las antípodas de esta localidad, y el ministro australiano se puso en contacto con el regidor para poder celebrar su boda en el sur de España.

Rodríguez Salas, que asegura tener constancia de que algunas otras “personalidades” se han interesado por Jun para celebrar también sus enlaces, aprovechará además el próximo pleno ordinario municipal para reprobar a la primera ministra australiana, la laborista Julia Gillard, por oponerse a la propuesta de su compañero de bancada para legalizar el matrimonio entre homosexuales.

Foto: REUTERS/Pepe Marin
Foto: REUTERS/Pepe Marin
Foto: REUTERS/Pepe Marin
Foto: REUTERS/Pepe Marin
Foto: REUTERS/Pepe Marin
Foto: REUTERS/Pepe Marin