Publicado el 21 de dic de 2012 11:22 am |

  comentarios

(Jerusalén, 21 dic. EFE) – Un artista de Belén aspira a entrar el en Libro Mundial del Récord Guinness con una talla del niño Jesús de grandes dimensiones, hecha en madera de olivo y que fue presentada al público esta semana en la ciudad considerada cuna del cristianismo.

La escultura fue expuesta en el centro de Belén y ha despertado la curiosidad de vecinos y visitantes.

De acuerdo a la agencia palestina Maan, la talla comenzó a elaborarse en agosto pasado, es obra del artista palestino Zakaria Zakaria, pesa 300 kilos de peso y fue esculpida a partir de un enorme tronco de olivo de 700 kilos traído de Italia.

La pieza muestra los diferentes contornos de la madera de olivo al natural y no está cubierta por pintura alguna, en línea con la tradicional imaginería rústica que elaboran desde hace siglos los artesanos betlemitas.

Ibrahim Faltas, jefe de la Fundación Juan Pablo II, es el promotor de esta iniciativa, en la que también ha colaborado otra fundación denominada Niños Sin Fronteras.