Publicado el 22 de dic de 2012 2:04 pm |

  comentarios

Foto: AFP/Archivo

(LA Habana, 22 diciembre – Xinhua).- A cinco años de su inauguración, la refinería de petróleo de la firma cubano-venezolana Cuvenpetrol S.A. alcanzó 100 millones de barriles del crudo refinados.

Ubicada en la sureña provincia de Cienfuegos, unos 250 kilómetros al sureste de La Habana, la planta puede procesar cada día 65.000 barriles del hidrocarburo, de los cuales se extraen “fuel oil”, gasolina, turbo combustible para aviones, diésel y gas licuado de petróleo (GLP).

El director de la refinería, Humberto Padrón, aseguró a periodistas que la planta puede incrementar su capacidad de procesamiento en unos 10.000 barriles diarios, sólo con la puesta en práctica de algunos ajustes tecnológicos.

Padrón enumeró entre esos ajustes para aumentar el rendimiento las mejoras aplicadas en la planta de destilación, como el nuevo hidrofinador de diesel, el cual permite disminuir de manera notable el contenido de azufre y ajustarlo a los estándares internacionales.

El vicegerente general de la planta, el ingeniero venezolano Ramón Curapiaca, destacó que esta empresa fue el primer proyecto de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), un proceso integracionista constituido en diciembre de 2004 por los presidentes Fidel Castro, de Cuba, y Hugo Chávez, de Venezuela. A ese órgano de integración, que es descrito como de “nuevo cuño” por estar basado en la solidaridad entre sus miembros, se incorporaron después Bolivia, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Dominica, San Vicente y las Granadinas y Ecuador.

Construidas en la década de los 80 con tecnología soviética, la refinería estuvo cerrada durante 12 años debido a la crisis que vivió la isla, tras la desintegración de la Unión Soviética y del campo socialista europeo, principales aliados ideológicos y económicos de La Habana. Los gobiernos de Cuba y Venezuela acordaron en 2005 reactivar la instalación y crearon una empresa mixta, con 51 por ciento de capital cubano y 49 procedente de la nación sudamericana.

Luego de una compleja remodelación general, que tuvo un costo de 136 millones de dólares, la refinería quedó oficialmente inaugurada el 21 de diciembre de 2007 por el presidente venezolano Hugo Chávez y por el presidente cubano Raúl Castro, al término de la IV Cumbre de Petrocaribe, un mecanismo de integración energética regional.

Aledaña a la refinería se construyeron un centenar de vivienda llamadas “petrocasas”, levantadas en apenas dos meses con paneles de policloruro de vinilo (PVC), donados por el mandatario venezolano durante una visita a la isla.

Esas viviendas alcanzan hasta cuatro plantas y se construyen con PVC, un plástico de gran duración, cuya resistencia fue probada con éxito durante el paso del huracán “Sandy” que enoctubre pasado asoló la zona oriental del país.

Las autoridades cubanas pretenden convertir a Cienfuegos en un importante polo petroquímico, que incluye una planta de fertilizantes, otra de productos químicos derivados del petróleo y una regasificadora que convertirá al estado gaseoso el gas líquido traído en barcos desde Venezuela.

También se prevé una zona para la construcción de nuevas “petrocasas”

La isla produce casi la mitad del petróleo que consume de pozos en tierra y aguas poco profundas, aunque importa 100.000 barriles diarios desde Venezuela, que se los suministra con facilidades de pago.

En aguas profundas, donde Cuba tiene una Zona Económica Exclusiva en el golfo de México, se considera que existen reservas probables de crudo por unos 20.000 millones de barriles.