Publicado el 23 de dic de 2012 12:19 pm |

  comentarios

Foto: Agencias / Archivo

(Lima, 23 diciembre – DPA).- Activistas peruanos de derechos humanos dijeron hoy que el encarcelado ex presidente Alberto Fujimori busca aparecer como una víctima ante la opinión pública, tras señalar en una misiva que hay un ensañamiento contra él por parte de los dirigentes del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe).

“La intención (de Fujimori) es de victimizarse con una nueva carta. Claro que lo está haciendo desde hace tiempo, pero el encargado del sistema penitenciario tiene toda la potestad de cambiar a los agentes de sus establecimientos”, sostuvo la directora de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Rocío Silva, en alusión a las quejas del ex mandatario sobre los cambios de personal en donde cumple su condena.

“Quiere aprovecharse de estas fiestas navideñas para victimizarse”

Silva defendió las decisiones de los directores del Inpe, y señaló que no es la primera vez que el ex mandatario adopta la posición de víctima ante los medios y la opinión pública para conseguir el indulto, en referencia a una foto en que se ve a un Fujimori desfalleciente y de un autorretrato en que el reo pide perdón, publicadas hace unos meses.

Por su parte, la representante de la Asociación Pro Derechos Humanos, Gloria Cano, coincidió en que el ex mandatario busca parecer una víctima y aprovechar las fiestas navideñas para sensibilizar a la población.

Quiere aprovecharse de estas fiestas navideñas para victimizarse. Aquí no veo ningún objetivo malvado ni nada. El Inpe tiene la función de resguardo de las cárceles del país, tiene la facultad de promover y renovar el personal de cualquier centro”, dijo Cano al Canal N.

El sábado, Fujimori, preso desde 2007 por delitos de lesa humanidad, envió una nueva misiva, esta vez para quejarse del cambio del personal de seguridad del centro penitenciario donde está recluido, acto que calificó de “malvado”.

“No hay ensañamiento ni mucho menos (…) es una cosa normal. Quiero que se entienda de esta manera”

Frente a esto, el jefe del Inpe, José Pérez Guadalupe, negó que el cambio de agentes de seguridad en la prisión de Fujimori sea un atentado contra el ex mandatario, y señaló que era un procedimiento normal.

“No hay ensañamiento ni mucho menos (…) es una cosa normal. Quiero que se entienda de esta manera. Además, es una decisión que se tomó hace más de un mes”, señaló Pérez Guadalupe a la prensa.

Esta no es la primera vez que el ex presidente expresa mediante cartas sus pedidos. Recientemente, Fujimori envió una misiva dirigida al Inpe solicitando que una junta médica lo evalúe, y anteriormente envió una carta a Radio Programas del Perú pidiendo que lo entrevistara, pero el Inpe se anticipó a advertir que no lo permitiría por régimen disciplinario.

Fujimori, que gobernó entre 1990 y 2000, cumple una pena de 25 años de cárcel como autor mediato de 25 asesinatos y dos secuestros agravados. El ex presidente también ha sido condenado por varios casos de corrupción, pero en el Perú no hay acumulación de penas, sólo se cumple la mayor.

Los hijos del ex mandatario de 74 años le piden al presidente Ollanta Humala un indulto humanitario por la mala salud del ex gobernante. Sin embargo, sus críticos consideran que la enfermedad ha sido sobredimensionada. Médicos independientes aseguran que el actual estado permite que el paciente sea atendido en prisión.

Humala ha prometido a través de portavoces que tomará una decisión con criterios técnicos y sin aceptar presiones.