Publicado el 24 de dic de 2012 7:55 am |

  comentarios

Foto: EFE/Jim Hollander

(Belén, 24 diciembre DPA) – El patriarca latino de Jerusalén, el arzobispo Fouad Twal, partió hoy de Jerusalén en la tradicional procesión navideña de los cristianos hacia Belén, la ciudad en la que según la tradición bíblica nació Jesús.

Las campanas de las iglesias sonaron en el barrio cristiano de la Ciudad Vieja de Jerusalén, marcando el inicio de las celebraciones por la Navidad en Tierra Santa.

Twal, vestido de púrpura y negro, salió de la sede del Patriarcado y abordó una caravana de unos 40 vehículos que lo llevarán a Belén, escoltado por la policía israelí.

A su llegada, la máxima autoridad católica en Tierra Santa, de origen jordano, entrará a pie en Belén para asistir esta noche a la Misa de Gallo en la iglesia de la Natividad, construida por Constantino I, el primer emperador romano cristiano, sobre la gruta en la que se cree que nació Cristo.

Unos 15.000 peregrinos de todo el mundo están en Belén y los hoteles están completos pese a la reciente violencia en la Franja de Gaza, según la ministra de Turismo palestina, Roula Ma’aya. Otras decenas de miles de personas se quedan en Jerusalén.

Pese a ser musulmán, el presidente palestino, Mahmud Abbas, llegará también a Belén desde Ramallah para asistir a la misa, una tradición iniciada por su antecesor Yassir Arafat.

Foto: EFE/Jim Hollander

Los palestinos cristianos llegaron a ser una mayoría de más del 90 por ciento en Belén, pero ahora se han convertido en minoría. Por eso muchos de los participantes en las celebraciones son musulmanes.

Coros de todo el mundo cantarán esta tarde canciones navideñas en la Plaza del Pesebre frente a la basílica del siglo VI. Boys scouts palestinos recorren las calles de la histórica ciudad con trompetas y tambores.

Foto: EFE/Jim Hollander
Foto: EFE/Jim Hollander
Foto: EFE/Jim Hollander