Publicado el 25 de dic de 2012 9:41 am |

  comentarios

Foto: AP Images

(Seúl, 25 Dic 2012 – AFP) - El entonces líder norcoreano, Kim Jong-il, tuvo un ataque de ira ante los enormes problemas verificados en la construcción de una estación de generación de energía eléctrica, poco antes de morir a causa de un devastador ataque cardíaco hace un año, afirmó el martes un periódico de Corea del Sur.

Kim falleció el 17 de diciembre de 2011 a bordo de un tren a causa de un problema cardíaco, pero hasta ahora las causas exactas de lo ocurrido con el líder norcoreano siguen envueltas en misterio.

De acuerdo con el diario conservador surcoreano Chosun Ilbo, el súbito ataque al corazón sufrido por Kim pudo haber estado relacionado con la indignación que sufrió poco antes.

Kim habría reaccionado con furia y violencia al ser informado sobre una fuga de agua en una estación hidroeléctrica en Huichon, a unos 120 kilómetros al norte de la capital, Pyongyang, apuntó el diario.

“Kim Jong-il murió súbitamente cuando trataba desesperadamente de llegar al lugar para una inspección” de esa estación de energía, afirmó al diario una fuente no identificada.

Esa estación hidroeléctrica era considerada por Kim una obra vital para tratar de resolver los constantes problemas con falta de energía eléctrica en la capital.

El diario aseguró que Kim visitó la obra ocho veces a partir de 2009, pero la represa de 100 metros de altura tenía rajaduras que permitían la fuga de agua, aunque los graves problemas fueron resueltos posteriormente. A su muerte, el líder norcoreano fue substituido por su hijo Kim Jong-un.