Publicado el 26 de dic de 2012 6:21 am |

  comentarios

Foto: EFE

(BEIRUT, 26 de diciembre. AFP) – La violencia en Siria ha causado más de 45.000 muertos, de los cuales más de 30.000 civiles, desde el comienzo de la contestación contra el régimen de Bashar al Asad hace 21 meses, informó este miércoles el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (Osdh).

Al menos 31.544 civiles murieron desde el 15 de marzo de 2011, precisó la ONG, que incluye entre ellos a las personas que tomaron las armas contra las tropas del régimen. “Miles de personas contabilizadas como civiles son rebeldes”, estima el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

El número de soldados muertos asciende a 11.217 y el de desertores a 1.511, precisó esta ONG, radicada en el Reino Unido y que se basa en una amplia red de activistas y de fuentes médicas en los hospitales civiles y militares del país.

Hay que añadir otras 776 personas muertas cuya identidad se desconoce“, según Abdel Rahman, que eleva el número de víctimas mortales en 21 meses a 45.048.

Pero estos balances no incluyen a los miles de desaparecidos en detención ni a la mayoría de los “shabihas” (milicianos prorrégimen) muertos.

“Además, ni los rebeldes ni el ejército revelan el número exacto de muertos en sus filas para no desmoralizar a las tropas”, explica.

El Osdh tampoco incluye a los combatientes extranjeros cuando su muerte es anunciada por sus países.

Si sumamos todas estas categorías, el número podría superar los 100.000, según Abdel Rahman.