Publicado el 27 de dic de 2012 3:30 pm |

  comentarios

(Lima, 27 diciembre. EFE).- Las autoridades de Perú incineraron hoy 5,29 toneladas de drogas, con lo que el total de estupefacientes ilegales destruidos durante 2012 llegó a 41,1 toneladas, informó el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza.

De la droga quemada hoy, 3.314,8 kilos correspondieron a clorhidrato de cocaína, 1.851,5 a pasta base de cocaína y 124,25 a marihuana, indicó un comunicado oficial.

El ministro indicó que en el 2000 se incineraron 9.715 kilos de droga, mientras que en 2011 esa cifra llegó a los 28.976 kilos.

Pedraza informó el pasado 20 de diciembre que durante el año se habían decomisado 32,1 toneladas de pasta base de cocaína y clorhidrato de cocaína, lo que representó “una cifra histórica” en comparación con años anteriores.

Un portavoz del Ministerio del Interior precisó este jueves que en la cifra de la incineración total anunciada hoy, además del clorhidrato y la pasta base de cocaína, se incluyó la marihuana, el opio y las drogas sintéticas.

La semana pasada, Pedraza también resaltó que se superó la meta de erradicación de cultivos de coca ilegal en el año, planteada en 14.000 hectáreas, al situarse en 14.171.

Aunque el ministro no quiso precisar una cifra meta para 2013, indicó que el próximo año el país superará las 16.000 hectáreas de cocales erradicados.

El Gobierno logró decomisar, además, 1.919 toneladas métricas de insumos químicos y productos utilizados para elaborar droga, en comparación con las 1.053 toneladas del año pasado.

“En 2013 nuestras metas de erradicación de cultivos ilegales serán mayores y en todos los rubros vinculados a la lucha antidrogas, porque esa es la decisión y voluntad del Gobierno. Habrá más recursos públicos con este propósito porque el narcotráfico, una amenaza real en nuestro país, no tiene que pasar”, afirmó hoy Pedraza.

El ministro resaltó, además, que durante el año se ejecutaron 14.249 operaciones antidrogas y se desarticuló a 55 organizaciones vinculadas al narcotráfico.

A la ceremonia de incineración de estupefacientes asistieron el director general de la Policía, Raúl Salazar, además de representantes del Poder Judicial, el Ministerio Público (Fiscalía) y otras instituciones gubernamentales.