Publicado el 28 de dic de 2012 5:24 pm |

  comentarios

Foto: AP/Mark Lennihan

(Nueva York, 28 de diciembre. AP) Una mujer que hablaba entre dientes causó la muerte de un hombre este jueves al empujarlo a las vías del tren subterráneo en Nueva York, el segundo caso similar este mes, informó la policía.

Video: YouTube, 28/12/2012

El hombre, que no fue identificado de inmediato, estaba de pie aproximadamente a las 8 de la noche en una plataforma elevada en la línea 7 en el distrito de Queens cuando fue empujado por la mujer, que según testigos lo había seguido de cerca mientras hablaba a solas, dijo el principal vocero del Departamento de Policía de Nueva York, Paul Browne. Cuando el convoy ingresó a la estación, la mujer se levantó de una banca cercana y lanzó al hombre a las vías, indicó.

Al parecer el hombre no la detectó sino hasta que lo empujó, dijo la policía. La identificación de la víctima se complica por la situación en que quedó el cadáver, agregó.

La mujer huyó y la policía la busca. Fue descrita como hispana de unos 20 años de edad, corpulenta y alrededor de 1,65 metros (5 pies y 5 pulgadas) de estatura. Vestía una chaqueta azul, gris y blanco con zapatillas Nike con gris en la parte superior y rojo en la inferior.

De momento se desconoce si el hombre y la mujer se conocían, o si alguien trató de ayudarlo antes de que el tren lo arrollara.

En el otro caso reciente, un hombre identificado como Ki-Suck Han, de 58 años, fue arrojado el 3 de diciembre al paso de un tren en Times Square. Un fotografía de la víctima un instante antes de que fuera muerto fue publicada al día siguiente en el periódico The New York Post, lo cual provocó un escándalo y un debate sobre si el fotógrafo, que esperaba al tren, debió ayudarlo y si el periódico debió publicar la imagen. Al parecer nadie más intentó ayudar a Han.

Un indigente, identificado como Naeem Davis, de 30 años, fue acusado de homicidio por la muerte de Han y detenido sin derecho a fianza. Se declaró inocente y ha dicho que Han fue el agresor y que lo había atacado primero. No había ningún trato o amistad entre ambos.

Luego del nuevo incidente, el servicio fue suspendido en la línea 7 que comunica Manhattan y Queens. Las autoridades del transporte pusieron autobuses al servicio de los pasajeros.