Publicado el 01 de ene de 2013 6:52 pm |

  comentarios

Foto: Robert Macpherson / AFP

(Tilghman / Estados Unidos, 1 de enero. AFP) – La posada Black Walnut Point Inn en la Isla Tilghman, en Maryland, este de EE UU, está literalmente al final del camino de esta aldea en la Bahía de Chesapeake, pero el martes para siete parejas homosexuales fue el inicio de un nuevo capítulo en sus vidas.

El matrimonio entre personas del mismo sexo entró en vigor en Maryland el día de Año Nuevo y para celebrarlo las parejas intercambiaron votos en esta granja del siglo XIX ubicada junto a una reserva de aves y con increíble vista al mar.

Sólo lo quiero y quiero casarme con él y pasar el resto de mi vida con él“, dijo el suboficial de la Marina estadounidense Dwayne Beebe, de 38 años, resplandeciente en su uniforme azul, junto a su compañero, Jonathan Franqui, de 28.

“Después de 20 años en la marina de guerra, poder hacer esto abiertamente… es maravilloso”

“Después de 20 años en la marina de guerra, poder hacer esto abiertamente… es maravilloso”, agregó. “Un día, en todo el país, habrá matrimonios (de homosexuales) legales para todos. Sí, es el futuro”.

Maryland es uno de los nueve estados de la unión, además del Distrito de Columbia, que reconocen el matrimonio homosexual, y uno de los tres que aprobó la igualdad del matrimonio por voto popular el 6 de noviembre -el mismo día de la elección presidencial.

El matrimonio homosexual sigue siendo explícitamente ilegal en unos 30 estados, pero la Ley Federal de Defensa del Matrimonio, que define esa institución estrictamente como la unión entre un hombre y una mujer, está siendo cuestionada en la Corte Suprema de Estados Unidos.

En Baltimore, la principal ciudad de Maryland, varias parejas de gays y lesbianas recibieron el año casándose en el ayuntamiento media hora después de la medianoche. Se esperan más ceremonias el miércoles, cuando reabran los juzgados tras el feriado de Año Nuevo.

En la posada Black Walnut Point Inn, los primeros en dar el sí fueron los propietarios, Tracy Staples, de 47 años, y Bob Zuber, de 48, una pareja de más de seis años que compró la propiedad hace dos.

Michelle Miller, de 45 años, y Nara Clouse, de 52, juntas desde hace 15, dijeron sentir una oleada de emoción al intercambiar anillos en una glorieta y escuchar las palabras de la funcionaria: “Ahora las declaro casadas”.

“He estado en otras ceremonias de matrimonio, pero mirar a los ojos a la persona que amas y tener al lado a la funcionaria que te está casando… eso es realmente especial”, dijo Miller.

“Ya hemos tenido el reconocimiento de familiares y amigos e incluso de colegas”

Ya hemos tenido el reconocimiento (de nuestra relación) de familiares y amigos e incluso de colegas“, añadió Clayton Zook, de 28 años, tras prometer a su socio Wayne MacKenzie, de 30, que pasarán juntos el resto de sus vidas.

“Pero ahora tenemos el reconocimiento por parte del Estado desde un punto de vista legal”, dijo Zook. “En Alabama (sur), donde comenzamos nuestra relación, no pensamos siquiera que el matrimonio fuera una posibilidad”.

La funcionaria que ofició las bodas, Jen Russell, casada en el Distrito de Columbia hace dos años y quien cría dos hijos con su esposa, cumplía orgullosamente su tarea con una larga bufanda con los colores del arco iris sobre los hombros.

“Uno se siente superpoderoso al poder decir ‘Ustedes maricones están casados’“, dijo riendo. “Es lo mejor. Estoy emocionada”.

Ruth Siegel, de 64 años, y Nethery Nina, de 59, pareja desde hace 15 años, saben lo que es el matrimonio -ambas estuvieron casadas con hombres- pero esta vez había algo más.

“El matrimonio cambia las cosas”, dijo Siegel. “No es sólo un pedazo de papel”.