Publicado el 06 de ene de 2013 7:12 am |

  comentarios

Foto: AFP/Archivo

(Zúrich, Suiza, 6 de enero. AFP) – La gala del Balón de Oro, tras semanas de apuestas y especulaciones, permitirá el lunes entregar los premios anuales de la Federación Internacional de Fútbol (Fifa), en una ceremonia que en los últimos años ha experimentado una progresiva ‘oscarización’.

Intentando emular a los premios del cine de la Academia estadounidense, la Fifa se ha esforzado en potenciar sus particulares ‘Oscar del fútbol’, pasando en los últimos años a instaurar nuevos galardones para llegar cada vez a más ámbitos de este deporte.

En 1991 se entregó el primer Fifa World Player, el premio que la Fifa creó como alternativa al Balón de Oro, entregado tradicionalmente por la revista France Football. El alemán Lotthar Matthaus fue el primer ganador.

La Fifa se ha esforzado en potenciar sus particulares ‘Oscar del fútbol’

Desde 2001 se decidió además el premio a la mejor jugadora del mundo, con la estadounidense Mia Hamm triunfando en las dos primeras ediciones, y el proyecto iba cobrando fuerza.

La Fifa añadió en los años posteriores otros galardones (Distinción Presidencial Fifa, premio al Fair Play, once ideal del año en colaboración con el sindicato FIFPro, Premio Puskas al mejor gol), pero el impulso más importante lo consiguió en 2010, cuando llegó a un acuerdo con France Football para fusionar sus premios.

Desde entonces, el Balón de Oro se llama Fifa Balón de Oro y se entrega en una gran gala cada año a principios de enero. Se conservaron los premios creados para el Fifa World Player y se añadieron reconocimientos a los mejores entrenadores, tanto del fútbol masculino como del femenino.

Si Los Angeles (Estados Unidos) es el epicentro de los Oscar del cine, Zúrich (Suiza), la sede histórica de la Fifa, es la ciudad que acoge con bajas temperaturas a las estrellas del balón.

No falta la tradicional alfombra roja, donde los fotógrafos inmortalizan a los futbolistas e invitados, con sus mejores galas, y en los meses antes se crea expectación con una primera lista de candidatos y luego anunciando los finalistas a los principales premios, como también ocurre en los galardones estrella del cine.

Zúrich es la ciudad que acoge con bajas temperaturas a las estrellas del balón

La ceremonia es, eso sí, más corta que la de los Oscar, ya que tras media hora de ‘pre-show’, comienza la entrega de premios, que dura alrededor de sesenta minutos.

Se intercalan vídeos y actuaciones musicales de estrellas invitadas. En los últimos años pasaron por el escenario del Palacio de Congresos de Zúrich la italiana Laura Pausini o los británicos Jamie Collum y James Blunt, entre otras figuras de fama internacional.

El ‘glamour’ y la presencia de nombres destacados de otros ámbitos también es otro de los objetivos.

Compartiendo espacio con Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Xavi Hernández, Josep Guardiola y otras estrellas de este deporte se ha podido ver en ediciones anteriores a la reina Rania de Jordania, el símbolo anti-apartheid sudafricano Desmond Tutu o la cantante colombiana Shakira, estrella invitada el pasado año y encargada de entregar el premio a la mejor jugadora.

El lunes, la alfombra roja comenzará a las 17h00 locales (16h00 GMT), la pre-gala a las 18h30 (17h30 GMT) y la ceremonia de entrega de premios a las 19h00 GMT.

El premio estelar, el Balón de Oro al mejor jugador, se reservará para el final, como el de la mejor película en los Oscar, para conservar la expectación y terminar a lo grande una de las noches más esperadas del año.