Publicado el 06 de ene de 2013 12:54 pm |

  comentarios

(El Cairo, 6 de enero. EFE) - Una banda de ladrones de antigüedades degolló a un niño en Egipto para ofrecerlo como sacrificio humano y poder de esa manera hallar tesoros dentro de una tumba faraónica en la provincia de Guiza, informó hoy el diario estatal “Al Ahram”.

Según el rotativo, los ladrones buscaban antigüedades en el área de Osim y pidieron la ayuda de un brujo, quien les convenció de que hacía falta sacrificar a un niño encima de la tumba para poder obtener los tesoros que esta supuestamente contenía en su interior.

La banda de malhechores encargó a una mujer que secuestrase al niño a cambio de 8.000 libras egipcias (unos 1.000 euros), para después sacrificarlo en un ritual.

La policía egipcia fue alertada del suceso por la llamada de uno de los miembros de la banda, que no participó en el crimen junto a sus compañeros.

En el lugar del asesinato, los policías encontraron el cuchillo que utilizaron para degollar al menor los criminales, que se dieron a la fuga, así como cinco supuestas antigüedades.