Publicado el 07 de ene de 2013 2:25 pm |

  comentarios

Foto: REUTERS / Kevin Lamarque

(Washington, 7 de enero – Reuters).- El presidente Barack Obama presentó oficialmente el lunes la nominación del republicano Chuck Hagel como nuevo secretario de Defensa y del asesor de la Casa Blanca especializado en antiterrorismo John Brennan como director de la CIA, e instó al Senado estadounidense a confirmar rápidamente los nombramientos.

Video: AFP, 7 de enero de 2013

No obstante, ambas opciones podrían generar controversia a medida que el presidente completa su equipo de seguridad nacional para su segundo mandato.

La nominación de Hagel, un exsenador republicano y veterano condecorado de Vietnam, como reemplazo de Leon Panetta en el Pentágono, podría enfrentar una dura batalla para su confirmación en el Senado, contra los críticos que han atacado su trayectoria sobre Israel e Irán.

Obama también podría enfrentar la oposición de los grupos de derechos humanos por la designación de Brennan, un veterano de la CIA que no logró ser considerado para la jefatura de la agencia de inteligencia en el 2008 luego de que se generaran dudas sobre su relación con las técnicas de interrogatorio a sospechosos de terrorismo durante el Gobierno de George W. Bush.

Obama, que recientemente retornó de unas vacaciones en Hawái, anunció las nominaciones el lunes por la tarde en la Casa Blanca.

Brennan reemplazará al general retirado David Petraeus, quien renunció por un escándalo por un romance fuera de su matrimonio con su biógrafa.

Obama, que recientemente retornó de unas vacaciones en Hawái, anunció las nominaciones el lunes por la tarde en la Casa Blanca.

Hagel y Brennan, junto al senador John Kerry como secretario de Estado, completarán el equipo de Obama en momentos en que el presidente enfrenta desafíos como el retiro militar de Afganistán, la disputa nuclear con Irán y la reducción de gastos del Pentágono.

Obama está respaldando a Hagel para el cargo en el Pentágono pese al hecho de que el exsenador por el estado de Nebraska se convirtió en centro de las críticas de partidos de izquierda y derecha incluso antes de ser nominado.

Ex colegas republicanos se han unido a grupos en favor de Israel y a neoconservadores al cuestionar el compromiso de Hagel con la seguridad israelí por lanzar despectivos comentarios sobre lo que llamó un “grupo de presión judío” en Washington.

Hagel también fue objeto de críticas en 1998 cuando dijo que un nominado para un cargo de embajador no estaba capacitado para el puesto debido a que era “abierta y agresivamente homosexual”, una declaración por la que después se disculpó.

La designación de Hagel sugiere que el presidente Obama no quiere parecer débil al ceder ante la oposición política y ser obligado a elegir a otra persona y no a su candidato predilecto para un alto cargo en el gabinete.

El mes pasado, Obama dio marcha atrás en la confirmación en el Senado de Susan Rice, la embajadora estadounidense de Naciones Unidas, su primera opción para reemplazar a Hillary Clinton como Secretaria de Estado, y en su lugar escogió a Kerry. Pero, al impulsar la nominación de Hagel, Obama se arriesgaría a gastar el capital político que necesita para su próxima ronda de confrontaciones sobre el presupuesto con los republicanos en el Congreso.

La designación de Hagel sugiere que el presidente Obama no quiere parecer débil al ceder ante la oposición política

Sin embargo, la Casa Blanca parece confiada en que puede superar las críticas para ganar la confirmación de Hagel en el Senado liderado por los demócratas, dijo una fuente cercana al proceso de nominación.

Los críticos sostienen que Hagel, que se retiro del Senado en el 2008, se opone a los intereses de Israel, incluyendo votos en contra de sanciones estadounidenses contra Irán. Pero los seguidores de Hagel insisten en que tiene un sólido historial a favor de Israel.

El exsenador también ha sido crítico del tamaño del aparato militar estadounidense.

El general del Ejército en retiro Stanley McChrystal dijo al programa “Today” de NBC que los comentarios de Hagel no deberían descalificarlo para el puesto.

“Si el presidente Obama confía en él, creo que el senador Hagel tiene la experiencia. Ciertamente tiene cualidades como persona”, afirmó McChrystal, el ex máximo comandante estadounidense en Afganistán que renunció en el 2010.

Brennan ha servido como principal asesor antiterrorismo de Obama desde el 2008.

“La carrera de servicio y el extraordinario historial de John Brennan lo han preparado para ser un director excepcional de la CIA (…) Brennan tiene la confianza total del presidente”, dijo un alto funcionario gubernamental.

“Durante cuatro años, ha visto al presidente todos los días y ha estado a su lado para algunas de sus decisiones más difíciles, incluyendo la de lanzar la incursión contra (Osama) bin Laden”, agregó el funcionario.