Publicado el 08 de ene de 2013 1:50 pm |

  comentarios

Foto: Archivo

(Washington, 8 de enero. Agencias).- Estados Unidos desea al presidente venezolano Hugo Chávez una “pronta recuperación” de su grave operación en La Habana, declaró este martes la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

Por otra parte, Estados Unidos evitó pronunciarse sobre la controversia que vive Venezuela a medida que se acerca la fecha de investidura de Chávez y únicamente pidió garantizar que el proceso respete la Constitución venezolana.

Washington sigue “de cerca” las “discusiones entre venezolanos” sobre el futuro político del país y su preocupación es que “todas las voces sean escuchadas”, añadió Nuland en rueda de prensa.

“Obviamente estamos, como sucedería con cualquiera que sufre lo que él (Chávez) está sufriendo, preocupados por su estado de salud, y le deseamos una pronta recuperación”, dijo Nuland.

“Obviamente estamos, como sucedería con cualquiera que sufre lo que Chávez está sufriendo, preocupados por su estado de salud, y le deseamos una pronta recuperación”

Esperamos que cualquier transición en Venezuela sea democrática, legal, constitucional y transparente”, dijo por su parte a Efe el portavoz para Latinoamérica del Departamento de Estado, William Ostick.

Estados Unidos no opina sobre cuál debe ser el camino a seguir para Venezuela a partir del jueves, si Chávez no puede acudir a Caracas para jurar su cargo, aseguró la portavoz a preguntas repetidas de la prensa.

“Ese es un tema que los venezolanos deben decidir y deben hacerlo de forma en que se incluyan a todas las voces en la discusión, y de forma libre”, contestó Nuland.

Eso sí, la decisión que se tome deberá ser tomada de forma “libre, justa y transparente y que garantice igualdad de condiciones políticas en Venezuela”, puntualizó. “Nos preocupa que todas las voces sean escuchadas”, expresó Nuland.

Ostick también aseguró que la diplomacia estadounidense no tiene comentarios por ahora ante lo que puede implicar la probable ausencia de Chávez en Caracas el día 10 de enero, fecha prevista para la investidura presidencial.

El líder opositor Henrique Capriles pidió este martes al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que se pronuncie sobre el “conflicto constitucional” que vive el país, ante la incertidumbre sobre la toma de posesión de Chávez.

Estados Unidos, que reconoció la semana pasada que mantiene conversaciones con el régimen y con la oposición, quiere que todas esas voces sean escuchadas, insistió la portavoz.

En todo caso “no hay excusas para la violencia para ninguna de las partes”, insistió Nuland.

Con información de EFE, AFP y DPA