Publicado el 09 de ene de 2013 12:00 pm |

  comentarios

Foto: LaRevista

(Washington, 9 de enero EFE) – El sospechoso de haber dañado el año pasado una pintura de Pablo Picasso en un museo de Houston, Uriel Landeros, se entregó a las autoridades en la frontera de Estados Unidos con México, informó hoy el diario The Houston Chronicle.

El detenido, que es ciudadano estadounidense, estaba prófugo desde que la policía lo identificó como el individuo que el 13 de junio pasado desfiguró la pintura “Mujer en sillón rojo” de Picasso, valorada en varios millones de dólares y una de las estrellas del Museo de la Colección Menil.

Landeros, que es artista plástico y alegó en mensajes por internet haber dañado el cuadro para lanzar un mensaje de “revolución y cambio”, pudo ser identificado porque otro visitante del museo grabó el incidente con la cámara de vídeo de su teléfono celular y puso las imágenes en internet.

En esas imágenes se ve a un hombre que escribe con aerosol sobre el cuadro la palabra “conquista” y pinta con una plantilla la imagen de un torero dando muerte al toro.

Landeros quien permaneció en Mexico desde su fuga el año pasado enfrenta cargos de acción penal y desfiguración de imagen, ambos delitos de tercer grado.

En agosto pasado Landeros colocó en internet un vídeo en el cual aparece diciendo que no tuvo la intención de destruir la pintura de Picasso.