Publicado el 09 de ene de 2013 5:32 pm |

  comentarios

Foto: Luigi Boria / Archivo

(Miami, EE UU, 9 de enero. EFE).- Luigi Boria, el primer venezolano elegido para encabezar una Alcaldía en EE.UU., defendió hoy que, aunque en este país “cabemos todos”, no es lugar para “comunistas”, ya que “nuestro sistema democrático no tiene espacio para ideas radicales como esas”.

“Aquí cabemos todos”, afirmó en una entrevista con Efe el nuevo alcalde de Doral, una pequeña localidad del área metropolitana de Miami que se ha convertido en la primera ciudad de EE UU donde la mayoría de los inmigrantes no son cubanos o mexicanos, sino venezolanos.

Constituida en 2003, el 80 % de sus cerca de 46.800 habitantes son hispanos. Según el censo, el 60 % nacieron fuera de EE.UU. y el 87,3 % de éstos lo hizo en Latinoamérica. El 88,8 % habla un idioma diferente al inglés y el 30 % de ellos reconoce que esa lengua no la habla muy bien.

“Dije que si usted es comunista no tiene nada que venir a buscar en un país capitalista; que la doctrina comunista era algo muy limitado y radical”

Debido a su amplia comunidad venezolana, hay quien se refiere a ella como “Doralzuela” o “la Pequeña Venezuela” de Miami. Aquí se encuentra la mayor concentración de venezolanos en EE.UU. (20 %), aunque “tenemos todas las nacionalidades y estamos muy bien balanceados”, defendió su alcalde.

A sus 54 años, 23 de ellos en EE.UU., Boria ha protagonizado recientemente muchos titulares a nivel local por un comentario que hizo al diario español El País en el que parecía abogar por vetar la entrada a EE UU a los chavistas.

Esas declaraciones las hizo el pasado julio, cuando era concejal y estaba haciendo campaña por la Alcaldía que finalmente ganó con el 55 % de los votos.

“Dije que si usted es comunista no tiene nada que venir a buscar en un país capitalista; que la doctrina comunista era algo muy limitado y radical, y que quien deseara estar bajo esa doctrina era el único que podía absorberla”, explicó. “Si a usted le gusta el comunismo, quédese en un país comunista, como es el caso de Cuba, Nicaragua o Venezuela”.

Foto: EFE/ALCALDÍA DE DORAL

En cualquier caso aclaró que eso no quiere decir que abogue por “cerrarle las puertas a ningún militante de ningún partido”, porque “aquí cabemos todos. Somos un sistema de libertad y justicia, y aquí se puede hablar libremente”.

Además, “yo no tengo ninguna autoridad para cerrarle las puertas a ningún residente” y decir que “prohibiría la entrada de chavistas”, como titulaba El País, “está sacado de contexto” y “no se ajusta para nada a mi forma democrática de pensar”.

“Lo que sí debo es salvaguardar la integridad y seguridad de mis ciudadanos”, y para ello, dijo, puedo “hacer recomendaciones al Gobierno federal y estatal para que tomen las medidas correctas para evitar que se infiltren aquí personas terroristas o comunistas, como quiera llamarlo, que quieran venir a traer zozobra o problemas sociales a nuestra sociedad”.

Al respecto argumentó que “hay que tener controles, pero nunca cerrar las puertas a ningún ciudadano del mundo”, porque esa es una “característica de nuestra nación: que siempre se ha mantenido abierta, democrática y de libertad y justicia”.

“Es normal que en el sistema que ellos tienen en Venezuela, que es un pseudocomunismo dictatorial, ocurran estas cosas”

En todo caso, “podríamos escribir una carta a Washington y a Tallahassee” (capital de Florida) para que “de alguna manera sea limitada” la entrada de “cualquier persona que venga con ideas de romper con la tranquilidad de nuestras ciudades”.

Respecto a la situación política de su país, el empresario y pastor de una iglesia cristiana considera que, dado que Hugo Chávez no podrá jurar su cargo mañana, tal y como estaba previsto, el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, debería tomar las riendas.

“Es normal que en el sistema que ellos tienen en Venezuela, que es un pseudocomunismo dictatorial, ocurran estas cosas. La Constitución es muy clara: Mañana debería jurar Chávez y, si no lo hace, debería asumir el presidente de la Asamblea Nacional, porque si no, sería un país sin cerebro, sin gobierno, y eso no es bueno para ningún país”, defendió.

Boria hizo estas declaraciones antes de saber que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela dijera hoy que el acto de asunción previsto para mañana no es necesario, ya que Chávez es un presidente “reelecto”, y afirmara que el Gobierno actual puede continuar hasta que el gobernante pueda juramentar el cargo.

Desde que el pasado octubre Chávez resultó reelegido presidente, Boria asegura que se ha visto un nuevo incremento de la inmigración venezolana en Doral, una ciudad que describe como “muy agradable y atractiva para vivir” y “netamente hispana”.

“Quizás ahora, si se enfatiza la actuación ilegal de no poner en práctica la Constitución (venezolana), esto aumente aún más”, consideró. “Todo dependerá de lo que ocurra en los próximos días”.