Publicado el 10 de ene de 2013 6:41 am |

  comentarios

Video: Youtube / Euronews

(París, 10 de enero. DPA) – Tres activistas kurdas fueron halladas muertas con disparos en la cabeza esta madrugada en un centro de la comunidad en París, lo que apunta a una ejecución, informó la policía.

Los cadáveres fueron encontrados por otros miembros de la comunidad en el Centro de Información sobre el Kurdistán en el Décimo Distrito de París, cerca de la estación de tren Gare du Nord.

La web de noticias ActuKurdes indicó que una de las víctimas es Sakine Cansiz, una de las cofundadoras del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización armada que lucha por la independencia del Kurdistán de Turquía y considerada terrorista tanto por Ankara como por otros países.

También las otras dos mujeres son al parecer activistas kurdas. Poco después del hallazgo se reunieron en el lugar entre 100 y 200 miembros de la comunidad que gritaban eslóganes como “¡No están muertas!” y “¡Todos somos PKK!”. Algunos acusaban a Francia de no haber sabido proteger a las mujeres.

El ministro del Interior, Manuel Valls, confirmó las muertes, que calificó de hecho “intolerable” y dijo que se ha abierto una investigación por asesinato. El ministro subrayó desde la escena del crimen la “determinación de las autoridades francesas para esclarecer este suceso”.

Según Valls, una de las víctimas era la presidenta del centro, Fidan Dogan, pero no dio más detalles de las otras. La policía informó que dos de ellas tenían 25 y 28 años y que la tercera no llevaba documentos de indentificación.

Las asociaciones kurdas en Francia anunciaron protestas

Video: Rtvs.es

Cansiz llevaba años viviendo en el exilio. Turquía emitió una orden de captura internacional por su participación en el PKK. Fue detenida en Alemania en 2007 pero liberada poco después.

El Centro de Información está ubicado en la primera planta de un edificio en una calle muy transitada. Miembros de la comunidad se alarmaron al no poder contactar con las mujeres desde la tarde del miércoles. Las encontraron tras forzar la puerta de la vivienda.

En Turquía, el partido kurdo BDP condenó los asesinatos y pidió a las autoridades que investiguen a fondo. “Instamos al gobierno francés a investigar esta masacre para que no queden dudas”, dijeron los líderes del BDP Selahattin Demirtas y Gueltan Kisanak. El BDP está considerado como el brazo político del prohibido PKK.