Publicado el 10 de ene de 2013 9:39 am |

  comentarios

Foto: Prensa Presidencial / Archivo

(Caracas, 10 de enero. Euronews) – El inminente cambio de liderato en Venezuela abre las puertas también a un cambio en las relaciones bilaterales con Estados Unidos.

Video: Euronews 10-01-13

Michael Shifter, presidente de la organización Diálogo Interamericano, dice que “Venezuela es un país muy polarizado y hay mucha desconfianza, mucho rencor. La ausencia de Chávez podría dar paso a enconadas luchas de poder y maniobras en todos los sectores, y es probable que haya desórdenes. En ese caso, el papel del Éjército será muy importante”.

Para acercarse a Caracas, Washington aboga por establecer vínculos pragmáticos y dar énfasis a asuntos de interés mútuo, como el narcotráfico, el terrorismo y la energía.

La estabilidad política en Venezuela es crucial para Washington.

Por su parte el analista en el Centro Woodrow Wilson, Eric Olson, expresó que “Estados Unidos observa con uan atención extrema lo que está sucediendo en Venezuela. En general hay una voluntad de seguir de cerca la construcción de la transición democrática en el país”

Washington es el principal socio comercial de Caracas: el 40% del petróleo producido en Venezuela está destinado a abastecer la demanda estadounidense.

“El flujo de petróleo de Venezuela a Estados Unidos continúa. Venezuela lo necesita para sostener su economía. Durante el chavismo, la economía venezolana ha sido muy dependiente del petróleo, como lo era antes, y Estados Unidos es el principal consumidor de crudo, el principal mercado, a pesar de que ha intentado diversificar”, dijo Michael Shifter.

Aunque durante sus 14 años de Gobierno, Chávez hizo del antagonismo con Estados Unidos uno de los rasgos característicos de su política, y abogó por una América Latina libre de la influencia de EE UU, interdependencia obliga, las relaciones comerciales entre los dos países siempre han sido intensas.

“La retórica chavista contra Estados Unidos fue muy dura. Obviamente, Estados Unidos también ha sido muy duro con algunos aspectos del Gobierno de Chávez. Por eso las relaciones han sido de alguna forma frías, pero en el fondo, Estados Unidos siempre ha querido mejorar la comunicación con Venezuela, normalizar las relaciones”, comentó Olson.

Estados Unidos y Venezuela fueron aliados cercanos hasta la década de los 90, Washington confía en que los sucesores de Chávez apuesten ahora por unas relaciones menos tensas.

“La administración Obama prepara la era post Chávez, aunque el departamento de Estado mantiene por ahora perfil bajo. El principal objetivo en este momento es el intercambio de embajadores, lo que daría al edificio que tengo justo detrás, la embajada, todo su sentido”, acotó Stefan Grobe de euronews.