Publicado el 15 de ene de 2013 7:55 am |

  comentarios

Foto: Hugo Correia / Reuters

(Bogotá, 15 de enero. AFP) – El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, declaró el lunes que la guerrilla de las Farc ha cumplido “en buena medida” el cese al fuego unilateral que decretó en noviembre como gesto de buena voluntad para los diálogos de paz, que se reanudaron este lunes en Cuba.

“Tengo que reconocer que en su oferta de tregua unilateral (las Farc) han cumplido en buena medida”, dijo el mandatario en una entrevista con la emisora privada Caracol Radio.

“Por primera vez en muchísimo tiempo vamos a tener menos de 8.000 encuadrillados miembros de las Farc”

Santos resaltó que “sí ha habido, atribuibles a las Farc, acciones que podríamos decir (que) fueron violatorias de esa oferta”, y apuntó que las cifras oficiales coinciden “en términos generales” con las que expuso el experto León Valencia durante la entrevista.

Valencia, director de la Corporación Nuevo Arco Iris -especializada en el conflicto colombiano-, señaló que desde que la guerrilla decretó la tregua el 19 de noviembre sus acciones militares han disminuido un 87% respecto al mismo periodo del año anterior, si bien se han registrado al menos nueve combates atribuibles a ofensivas insurgentes.

La tregua unilateral concluye el 20 de enero y las Farc (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) han afirmado que no tienen previsto extenderla a menos que el gobierno también decrete un cese al fuego, lo cual volvió a descartar el propio Santos en la entrevista.

El presidente recalcó que la guerrilla podría mantener en la actualidad en sus filas a una cantidad históricamente baja de combatientes.

“Por primera vez en muchísimo tiempo vamos a tener menos de 8.000 encuadrillados miembros de las Farc”
, detalló el presidente, matizando que este cálculo debe confirmarse todavía con un “conteo” que concluirá en febrero.

A su vez, Santos también confirmó que “no ha habido nuevos secuestros por parte de las Farc” desde que los insurgentes anunciaron en febrero su renuncia a este delito.

Tras un receso de fin de año, los diálogos entre el gobierno y las Farc se reanudaron en La Habana con ambas delegaciones expresando su voluntad de acelerar las negociaciones, que buscan poner fin a un conflicto armado de casi medio siglo.