Publicado el 15 de ene de 2013 8:38 am |

  comentarios

Foto: AFP

(La Habana, 15 de enero. AFP).- El primer brote de cólera detectado en La Habana en más de un siglo, ha enfermado hasta ahora a 51 personas, cuatro meses después de que otro foco dejara tres muertos en el oriente de Cuba, informó este martes el Ministerio de Salud.

Las autoridades no han informado sobre decesos, pero una mujer que vive en el municipio habanero más afectado por el brote, dijo este martes que su hijo de 46 años había fallecido por el cólera hace unos días.

“A partir del domingo 6 de enero el sistema de vigilancia clínico-epidemiológica detectó un incremento de las enfermedades diarreicas agudas en el municipio Cerro y posteriormente en otros municipios de la capital”, dijo el Ministerio en una nota publicada en el diario oficial Granma.

Este es el primer brote de cólera que sufre la capital cubana desde hace 130 años, aunque en julio de 2012 apareció un foco de esta enfermedad en el oriente de la isla, que las autoridades dieron por erradicado el 28 de agosto.

El foco en La Habana “se generó por un expendedor de alimentos, portador asintomático de la enfermedad, adquirida durante los brotes informados con anterioridad en otras regiones del país”, dijo el Ministerio.

Miriam Rodríguez, de 67 años y que vive con su familia en una humilde casa en la calle Vista Hermosa del municipio Cerro, contó que su hijo Ubaldo Pino, un peluquero y barbero de 46 años, murió de cólera el 6 de enero.

“Él murió de cólera y así está puesto en el certificado de defunción”

“Quizás si se hubiese conocido que había cólera, se hubiese corrido más rápido para el médico, pero (las autoridades) no decían nada”, dijo la madre.

El brote coincide con la temporada alta de turismo, que va desde diciembre a abril, y miles de canadienses, europeos y latinoamericanos se encuentran en Cuba. Casi tres millones de turistas visitaron la isla en 2012, lo que constituye una importante fuente de ingresos para la isla: unos 2.500 millones de dólares anuales.

El 28 de agosto de 2012 Cuba anunció que había erradicado el foco de cólera detectado el 3 de julio en el municipio de Manzanillo, en la provincia oriental de Granma, a 800 km de La Habana, que dejó 417 enfermos y tres muertos, de 95, 70 y 66 años “con antecedentes de enfermedades crónicas”, dijo el Ministerio en esa ocasión.

El foco de cólera en La Habana, ciudad de 2,2 millones de habitantes y situada en la región occidental de la isla, “se encuentra en fase de extinción”, según las autoridades.

El municipio Cerro, un distrito de clase trabajadora donde hay varias fábricas y hospitales, está situado en el centro geográfico de La Habana, cerca de la emblemática Plaza de la Revolución y del Estadio Latinoamericano, el principal coliseo de béisbol de la isla.

En 1867 se desató en la isla una epidemia de esa enfermedad que se prolongó hasta 1882

En los últimos días se rumoreaba la existencia de un brote de cólera en ese municipio, porque médicos y enfermeras visitaban todas las casas de algunos barrios para repartir, preventivamente, medicamentos a sus residentes.

El ministerio llamó este martes a la población a “intensificar las medidas higiénicas, especialmente las relacionadas con el lavado de las manos, la ingestión de agua clorada, la limpieza y cocción adecuada de los alimentos”.

Hasta que apareció en 2012 el brote en Manzanillo, un municipio costero de 130.000 habitantes, en Cuba no se reportaban casos de cólera desde hacía 130 años.

Científicos cubanos han estado trabajando en los últimos años en una vacuna contra el cólera, enfermedad que causa una infección intestinal acompañada de fuertes dolores, diarrea y deshidratación.

Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP