Publicado el 15 de ene de 2013 5:39 pm |

  comentarios

Foto: Marcelo García / Prensa Miraflores / Archivo

(Montevideo, 15 de enero. EFE) – La Comisión Permanente del Parlamento Uruguayo aprobó hoy convocar al canciller Luis Almagro para que de explicaciones por el viaje del presidente José Mujica a Venezuela la semana pasada y por las actividades que allí desarrolló “en el marco de la Constitución y el derecho internacional”.

Los senadores opositores Sergio Abreu, del Partido Nacional, y José Amorín, del Partido Colorado, fueron los impulsores de este llamado al canciller al considerar que el Jefe del Estado participó en actos partidarios en Venezuela tras haber mentido al Parlamento para que éste autorizara su viaje.

El ministro tendrá que comparecer ante los legisladores en una fecha aún por determinar.

Esta convocatoria surgió después del escándalo que suscitó este viaje del veterano mandatario de 77 años y exguerrillero tupamaro para participar en los actos en Caracas de toma de posesión de Hugo Chávez el pasado jueves pese a que éste se encontraba convaleciente en La Habana de la operación que se le practicó el pasado mes de diciembre.

En un principio, el Presidente uruguayo solicitó permiso para un viaje de 48 horas para el día 9 y 10 de enero sin explicitar el destino del mismo, lo que motivó numerosas especulaciones sobre su destino y la intención del mismo.

Finalmente, el viaje se aprobó por mayoría cuando se señaló que Mujica iba a acudir a Caracas como representante del Mercosur, cuya presidencia ostenta Uruguay, y para respaldar “al pueblo y al Gobierno venezolano”.

Sin embargo, Mujica participó el jueves en un acto del Gobierno venezolano que se convirtió en un homenaje al presidente Chávez, en el que pidió que si el gobernante venezolano “mañana no está” prevalezca la “unidad”, la “paz” y el “trabajo” en el país.

Para la oposición uruguaya, Mujica no tenía “nada que hacer” en ese acto, en el que a su juicio se agredió a la oposición venezolana y a países amigos de Uruguay, lo que constituye una “intromisión” en los asuntos internos de otro país que es “inadmisible”.

Mujica mantiene desde hace años una amistad con Chávez, se ha preocupado por su salud en repetidas ocasiones en los últimos días, y desde que ocupa la presidencia las relaciones bilaterales se han estrechado enormemente.

Precisamente, en el año 2012 Venezuela fue el cuarto mercado para las ventas uruguayas y destino para mercaderías por un total de 406 millones de dólares con una suba de 24,7 % en comparación con 2011 y equivalente al 4,6 % del total, según cifras oficiales.