Publicado el 15 de ene de 2013 5:56 pm |

  comentarios

Foto:Reuters / Mauricio Marat

(Mexico, 15 de enero – AFP).- Una decena de entierros de más de mil años de antigüedad, con restos humanos y piezas de cerámica, fueron localizados en las cercanías del sitio arqueológico maya Chichén Itzá, en el este de México, informó este martes el Instituto de Antropología e Historia.

“Expertos del Instituto recuperaron una decena de entierros de más de 1.000 años de antigüedad. La mayoría de los esqueletos se halló dentro de cistas (fosas), junto con casi 30 piezas de cerámica”, informó un comunicado de la dependencia gubernamental mexicana.

Los entierros, localizados a unos 20 km de Chichén Itzá, uno de los mayores centros de desarrollo de la cultura maya, corresponden probablemente a entre los años 600 y 800 de nuestra era, de acuerdo con el Instituto.

Estos descubrimientos y otros realizados en la zona han permitido “establecer que hace más de 1.200 años había una densidad poblacional importante, dispersa en asentamientos cercanos”, añadió el comunicado.

Se localizaron al menos siete osamentas, a un lado de las cuales, a manera de ofrendas, había unas 30 piezas de cerámica, entre platos, vasos, cuencos, además de puntas de obsidiana, cuentas de jade y pendientes de concha, lo que indica que se comerciaba con otras regiones de Mesoamérica.

Algunas de las piezas tienen inscripciones jeroglíficas, lo que es poco común en el área.

La cultura maya se desarrolló en cinco distritos del sureste de México, así como en Guatemala, El Salvador, Honduras y Belice.