Publicado el 17 de ene de 2013 5:29 pm |

  comentarios

Foto: Protime Comunicaciones

(Argentina, 17 de enero. Nota de prensa).- Una vez disputada la etapa 11 del Rally Dakar 2013, a medias debido a que llovió en la cabecera de montaña y el río creció súbitamente, la organización decidió suspender la misma.

Una etapa que comenzó en La Rioja y finalizaba en la “Casa del Viento”, como se conoce a Fiambalá y que iba a recorrer 481 kms; el Team Azimut de Venezuela, se mantuvo en la ruta durante 50 minutos, así que no le sacó el máximo provecho a una etapa favorable, sin embargó logró mejorar su clasificación al puesto 17.

La decisión oficial de los comisarios del Dakar 2013 fue la de “validar todos los resultados según el cronometraje de llegada al CP1, puesto de control 1”.

El piloto venezolano Nunzio Coffaro lamentó no haber podido avanzar más en la etapa. “Era la etapa que esperábamos, logramos pasar varios vehículos, por lo que finalizaríamos en buen sitio y mejoraríamos nuestra clasificación general, pero allí otra vez estaba la crecida del río”, dijo el volante, que no obstante consideró favorable que se reconociera o hecho hasta ese punto de la carrera.

“Aún nos quedan tres etapas para continuar avanzando en la clasificación general, esto termina en Santiago”, dijo Coffaro. Evaluando el desempeño hasta el puesto de control, los venezolanos terminaron en el puesto 7 de carrera, terceros en la Clase 1 y sextos en la categoría T1. En la general se volvió a avanzar a la posición 17, lo que equivale al quinto de la Clase 1 y 17 del T1.

En la próxima etapa volverán a cruzar la Cordillera de los Andes, ahora en sentido oeste, para volver a entrar en el desierto de Atacama, con la meta en Copiapó. Son 392 kilómetros de enlace, una etapa de 319 más y finalmente 4 km de enlace.

Foto: Protime Comunicaciones
Foto: Protime Comunicaciones