Publicado el 17 de ene de 2013 9:56 pm |

  comentarios

Foto: EFE

(Caracas, 17 de enero – Noticias24).- Este jueves, el ahora exembajador de Panamá ante la Organización de Estados Americanos, Guillermo Cochez, se refirió a la destitución de su cargo en una entrevista al canal de noticias CNN en español. El exfuncionario protagonizó una acalorada sesión el día de ayer en una reunión del organismo internacional donde profirió duras críticas contra Venezuela y José Miguel Insulza.

Cuestionado sobre por qué emitió su opinión ante la OEA sabiendo que representaba a un país, Cochez señaló que siempre ha sido él mismo desde que inició sus funciones, “jamás recibí instrucciones, yo manejaba mi misión (…) el señor presidente (Martinelli) sabe que soy un político con 49 años de experiencia. Me siento muy molesto por el comunicado de la Cancillería, porque definitivamente la Cancillería no me daba instrucciones, siempre actué con mucha responsabilidad, con mucho trabajo y profesionalismo”.

Afirmó que como conocedor de las relaciones internacionales y de la actividad mundial era apoyado por el Primer Mandatario panameño, “sin embargo por razones que desconozco ahora cambiaron la actitud frente a Venezuela”. Añadió que le dirigió una carta al Presidente de su país en la que le explicaba “Señor Presidente, si yo ahora tengo que defender algo que va en contra de mis prinicipios democráticos, usted tiene la total libertad de así como me nombró me puede destituir (…) le dije que me preocupaba que el Gobierno de Panamá estuviese aceptando presiones y amenazas del Gobierno de Venezuela. Esta no es la primera que el Gobierno venezolano considera que lo que yo hago va en contra de ellos”, dijo.

Agregó que no se arrepiente de lo que expresó durante su intervención en la OEA pues sabe que tiene la razón en lo dicho y que por eso esperó a ser destituido y no expuso su renuncia. “Hemos traído a la OEA la situación actual de Venezuela a partir del diez de enero, donde sabemos que no hay Presidente”, dijo.

Expresó que en Venezuela se equivocaron al publicar un decreto firmado en Caracas por el presidente Chávez cuando él se encuentra en Cuba, “se habla de la injerencia de Panamá o de mi parte en los asuntos internos de Venezuela pero ¿qué más injerencia puede haber cuando el Gobierno de Venezuela se encuentra prácticamente radicado en La Habana desde hace más de 30 días cuando Chávez fue intervenido?”, se preguntó.

A su juicio, los dirigentes venezolanos viajan a Cuba desde la convalecencia de Hugo Chávez “a discutir con los cubanos el porvenir de Venezuela. ¿Qué más intervención pueden ser que las que ya se han dado?”, cuestionó.

“A la OEA la han llevado a la inanición que tiene ahora mismo tres factores: los grupos de izquierda del Alba que no les interesa lo que hace la OEA, la bloquean en términos de derechos humanos y de democracia; los grupos como Brasil que lo único que les interesa es la protección de sus intereses económicos y otros grupos como Chile que son democráticos pero que quedan en un silencio total, mientras eso ocurra, la OEA no va a tener ningún porvenir porque nadie se quiere comprometer”, sumó.

Aseveró que las críticas hacia la OEA las ha hecho en ocasiones anteriores y las mantiene. “No debe de extrañarnos que Insulza se haya adelantado a estas declaraciones avalando lo ocurrido el 10 de enero en Venezuela, porque temía que se crearan olas, él aspira a un puesto de Senador en Chile (…) no me extraña que detrás de todo esto esté la figura de Insulza que no quiere problemas porque quiere preservar su posición en Chile como senador del partido socialista”, remató.

El exembajador criticó las declaraciones del vicepresidente venezolano Nicolás Maduro en las que agradecía al Gobierno de Panamá su destitución como representante ante la OEA, “el señor Maduro miente y miente porque habla de una persona que no puede hablar, habla en nombre del presidente Chávez”.

Cuestionó la información oficial que se hado de la salud del Jefe de Estado venezolano “¿creen que eso es información? ¿creen que es eso rendición de cuentas? ¿creen que eso es democracia? Lo que hay ahí es algo muy diferente a lo que hubo en Brasil con Dilma Rousseff, a lo que hubo en Paraguay con Lugo o en Colombia con el presidente Santos. Yo creo que los pueblos se merecen saber la salud de sus presidentes”, remató.