Publicado el 19 de ene de 2013 12:32 pm |

  comentarios

Video: Globovisión / 19 de enero de 2013

(Caracas, 19 de enero. Noticias24)- Luego de su intervención en la OEA y su destitución como embajador ante esa organización, Guillermo Cochez, cree que se convirtió en “el blanco” del Gobierno de Venezuela.

“Me convertí en el blanco de ellos (Gobierno de Venezuela) desde hace bastante rato que están pidiendo a mi cancillería que me quiten de ese puesto”, dijo.

En ese sentido, Cochez recordó que el martes 15 “cuando Panamá asume el control de la Cumbre de la Américas de manos de María Angela Holguín, después que saludo alguien me comentó que se dijo que ‘ese cae pronto’. Ellos estaban en un plan de tumbarme, en el que ya no me toleraban”.

Asimismo, agregó que él no solo habla en la OEA “yo hablo en Globovisión. El Gobierno de Venezuela un día le protestó a Panamá y me llama mi Vicecanciller y me dice ‘Venezuela ha protestado porque tu dijiste que eras amigo de Guillermo Zuloaga’”.

“Yo soy amigo de él desde hace 30 años ¿acaso eso es un delito? han estado muy paranoicos”

“Yo soy amigo de él desde hace 30 años ¿acaso eso es un delito? han estado muy paranoicos. Yo los irritaba sobre manera porque no tienen la piel que deben tener los políticos, tienen la piel totalmente expuesta a rechazar todo tipo de críticas. Ellos si pueden criticar a todo el mundo. El señor (Nicolás) Maduro puede criticar a Canadá, puede criticarme a mi pero no puede permitir que nadie se refiera a ellos“, comentó Cochez.

En cuanto a su destitución explicó que no habría recibido instrucciones para ofrecer opiniones sobre el caso de Venezuela.

“Simplemente me han sacado de mi cargo por mi conciencia”, expresó, al tiempo que destacó que en Panamá no se le podrá acusar de corrupción pues, no maneja bienes del Estado.

Manifestó que el gobierno de Panamá debe dar una explicación del porqué de su destitución. “Quizás fui disciplinado porque el último día me dieron una instrucción. El último día sí me dijeron (que no me pronunciara), pero antes nunca me dijeron nada, nunca”.

Cochez dijo sentirse satisfecho “porque logré el objetivo”, a su juicio, el tema de Venezuela tuvo repercusión en la organización y al nivel internacional. “Mientras existan estos grupos que obstaculicen, estos factores que obstaculicen el funcionamiento de la OEA, y mientras no haya un secretario que no entienda el rol de la OEA, la OEA va a un despeñadero”.

Añadió que seguirá trabajando en la política nacional e internacional. “Con la referencia de haber estado tres años en la OEA, los cuales se han hecho sentir para lo bueno”.