Publicado el 21 de ene de 2013 3:54 pm |

  comentarios

Foto: Felipe Ariza / Presidencia / AFP

(Bogotá, 21 de enero – dpa).- Uno de los negociadores de la guerrilla de las Farc, Luis Alberto Albán, cree que el futuro del proceso de paz con el gobierno colombiano no depende de la situación que vive el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, considerado como uno de los mentores del diálogo, según declaraciones conocidas hoy en Bogotá.

“Nos queda renovar nuestros deseos de salud, bienestar y recuperación para el presidente Chávez”

Albán, más conocido por su alias de “Marco León Calarcá”, dijo en La Habana en una entrevista que concedió al diario “El Espectador” que el proceso de paz “depende del pueblo colombiano” y no de lo que pueda ocurrir con Chávez.

“No nos gusta predecir ni especular con el futuro. Este proceso ha contado con el fuerte apoyo del presidente Chávez y de la República Bolivariana de Venezuela, que está reconocido por la mesa de diálogo. Nos queda renovar nuestros deseos de salud, bienestar y recuperación para el presidente Chávez”, dijo “Calarcá” al referirse a la enfermedad del mandatario.

Interrogado sobre si el proceso de paz “depende de Chávez” o “del chavismo”, el jefe guerrillero respondió: “No. Depende del pueblo colombiano, que es el dueño del proceso”.

Por otra parte, “Calarcá” dijo que la tregua unilateral de las Farc, realizada desde el 20 de noviembre hasta este domingo, fue “una demostración de voluntad para el pueblo colombiano” y que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) ya sabían que algunos sectores afirmarían al final que no se cumplió.

Santos califica a la tregua como parcial

El presidente, Juan Manuel Santos, dijo que la tregua fue cumplida de forma parcial, mientras que la Defensoría del Pueblo y el Comando General de las Fuerzas Militares coincidieron en que las Farc protagonizaron durante ese lapso más de 50 acciones violentas.

“Nos resta aclarar que era un cese de acciones ofensivas, nunca nos comprometimos a no defendernos”

“Este no era un gesto para el gobierno ni para el establecimiento. Era una demostración de voluntad para el pueblo colombiano y ya teníamos previsto este tipo de declaraciones. Nos resta aclarar que era un cese de acciones ofensivas, nunca nos comprometimos a no defendernos”, dijo.

“Desafortunadamente se reanuda la confrontación que las Farc habían cesado. Ahí está la propuesta de adelantar una tregua bilateral. Así se potenciaría más la tranquilidad del pueblo en medio de la crisis”, añadió “Calarcá”.

El jefe guerrillero afirmó que no tiene información sobre planes que supuestamente tienen las Farc para lanzar una ofensiva tras el final de la tregua, acerca de los cuales se han referido en los últimos días varios oficiales del Ejército y la Policía Nacional.

“No tengo información de esa escalada. Lo que le puedo decir es que volvemos a como estábamos el 19 de noviembre del año pasado”, afirmó.

El gobierno y las Farc comenzaron sus contactos hace cerca de un año y decidieron abrir un proceso formal de paz, que se instaló en octubre en Oslo y en noviembre se trasladó a La Habana, donde los negociadores discuten el primer punto de la agenda, referido al desarrollo agrario.