Publicado el 24 de ene de 2013 8:57 am |

  comentarios

Foto: EFE/Yoan Valat

(París, 24 de enero. AFP) La francesa Florence Cassez regresa este jueves a Francia tras su liberación, por orden de la Corte Suprema, de una prisión mexicana, donde pasó siete años acusada de secuestro y desencadenó un conflicto diplomático entre los dos países.

Video: AFP, 24 de enero de 2013

El ministro de Relaciones Exteriores Laurente Fabius, junto a numerosos periodistas, tiene previsto recibir este jueves en el aeropuerto de Roissy de la capital francesa a la mujer de 38 años, cuyo avión está previsto que llegue a las 14h15 (13H15 GMT).

El miércoles la Corte Suprema de México anuló la condena de Cassez a 60 años de prisión por haber participado en secuestros, delincuencia organizada y porte de armas y ordenó su “libertad absoluta en inmediata” de la prisión de Tepepan, en el sur de la capital mexicana.

Pocas horas después la francesa subió a un avión junto a su padre Bernard para reunirse con su madre, Charlotte, que dijo desde Francia estar “loca de alegría”. “Por fin se ha hecho justicia con mi hija, que desde hace siete años gritó su inocencia y cuyos derechos fueron violados”, dijo su madre.

Florence Cassez fue detenida el 8 de diciembre de 2005, acusada de dirigir, junto a su exnovio Israel Vallarta un grupo que habría llevado a cabo decenas de secuestros y asesinatos. Un día después de su detención un montaje de imágenes fabricado por la policía difundido en televisión.

Aunque no todos los magistrados votaron en el mismo sentido, la Corte Suprema reconoció las irregularidades de las autoridades mexicanas durante el proceso de Cassez, empezando por el montaje televisivo de su supuesto arresto “en vivo” junto a su exnovio fabricado por las autoridades, cuando en realidad había sido detenida en una carretera varias horas antes.

La de miércoles era la quinta tentativa de Cassez para obtener su libertad, después de tres intentos ante la justicia ordinaria, en 2008, 2009 y 2011, y otro ante la Corte Suprema en 2012.

Crisis diplomática y polémica en Francia

Foto: ALFREDO ESTRELLA / AFP

El presidente francés, el socialista François Hollande, se felicitó de la decisión de la Corte y dio las gracias en un comunicado a “todos los que, tanto en México como en nuestro país, se comprometieron para que prevalezca la verdad y la justicia”.

El caso había provocado en 2011 una crisis diplomática entre ambos países, que llevó a las autoridades mexicanas a anular la celebración del Año de México en Francia porque el entonces presidente francés, Nicolas Sarkozy, decidió dedicar el evento a Cassez.

En Francia el caso también suscita polémica porque Hollande no citó en sus agradecimientos a Sarkozy, muy activo durante su mandato para liberar a Cassez, pero al que los socialistas acusan de haber sido demasiado agresivo con las autoridades mexicanas.

Foto: YURI CORTEZ / AFP

“Haber sido discreto, apostar por la justicia mexicana y y confiar en ella era la manera más útil y eficaz de ayudar a Florence”, dijo Jean-Pierre Bel, el presidente socialista del senado, criticando la gestión de Sarkozy.

Charlotte Cassez, la madre de Florence, salió sin embargo en defensa del anterior presidente.

“Si el presidente Sarkozy actuó de esa manera, fue porque porque había un bloqueo por el lado mexicano y porque México empezaba a burlarse de nosotros y del presidente”, aseguró.

Por Gersende Rambourg/ AFP