Publicado el 25 de ene de 2013 1:25 pm |

  comentarios

Foto: Prensa MIJ/Archivo

(Roma, 25 enero. EFE) – Los hijos de Vittorio Missoni, heredero de la firma italiana Missoni, pidieron hoy la colaboración ciudadana para obtener alguna información sobre el paradero de su padre y los otros cinco ocupantes de la avioneta desaparecida el pasado día 4 de enero tras despegar del archipiélago venezolano de Los Roques.

Mediante una carta publicada en Italia, Ottavio, Giacomo y Marco difundieron una cuenta de correo electrónico (troviamoli@gmail.com) para recibir aunque sea la más mínima información sobre lo sucedido a la avioneta.

“Cada día nos preguntamos si por casualidad hay nuevas informaciones”

En el aparato viajaban, junto a Missoni, su actual esposa y una pareja de amigos italianos, así como los pilotos venezolanos Hernán Merchán y José Ferrer.

“Si alguien sabe alguna cosa, ayudadnos y enviados aunque sea la más mínima información”, dice la nota, firmada también por los hijos de la otra pareja italiana que iba en el avión.

El aparato desapareció cuando viajaba de Los Roques a Caracas y pese a la intensa búsqueda que efectúan desde entonces los equipos de rescate y protección civil de Venezuela, no se tiene el menor indicio de su paradero.

“Para nosotros y la investigación cualquier detalle es fundamental”

“Cada día nos preguntamos si por casualidad hay nuevas informaciones que puedan resultar útiles a la investigación. Alguien que ese día se encontrara en esa zona, en tierra, mar o aire, podría haber notado algo” y aunque pensara que no tenía importancia, “para nosotros y la investigación cualquier detalle es fundamental”, prosigue el texto.

La carta de los hijos de los pasajeros del bimotor británico Norman BN2 recuerda que a fecha de hoy la única certeza sobre lo sucedido son “las coordenadas geográficas que marcan el punto en el que el avión desapareció del radar”, cuando a una distancia de 13,2 millas náuticas de Gran Roque, comenzó a perder rápidamente altura y velocidad, virando progresivamente a la derecha hasta desaparecer.

Missoni, de 58 años y director comercial de la empresa fundada por su padre, el diseñador Ottavio Missoni, se encontraba de vacaciones en el archipiélago de Los Roques desde el 28 de diciembre pasado y tenía previsto regresar a Italia el mismo 4 de enero.