Publicado el 25 de ene de 2013 10:20 pm |

  comentarios

Foto: Xinhua / AGENCIA UNO

(Santiago, 26 de enero – Xinhua).- La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se sesiona este fin de semana en Santiago de Chile, constituye la primera organización que incluye a gobiernos de todas las visiones políticas del continente, sin excluir a ninguna.

Nacida en Caracas como organismo que aglutina a todos los países de la región el 3 de diciembre de 2011, incluye a todos los gobiernos, con sus respectivas tendencias políticas: de izquierda, centro y derecha, y su meta es lograr la integración y el desarrollo regional.

Es una organización regional intergubernamental de América Latina y el Caribe, sin la presencia de Estados Unidos y Canadá.

La confirmación de la asistencia de 32 dirigentes a la Cumbre en Chile, con la excepción de Paraguay -que está suspendido por el golpe parlamentario que derrocó al presidente Fernando Lugo-, confirma que el nuevo proceso de integración viene superando las barreras ideológicas que históricamente los mantenía distanciados.

Esta magna cita se lleva a cabo los días 27 y 28 de este mes, inmediatamente después de la I Cumbre Celac-Unión Europea, la cual tiene el objetivo de impulsar la “Asociación Estratégica” que fue acordada hace más de una década para alcanzar la integración de estas dos regiones, faltando mucho aún.

Uno de sus principales impulsores fue el presidente venezolano Hugo Chávez

La Celac surgió de la unión de dos importantes espacios de coordinación política: el Grupo de Río, integrado sólo por naciones latinoamericanas, y la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (Calc), conocida como Cumbre de la Unidad.

Los esfuerzos iniciales para esta iniciativa comenzaron en los años 80 del siglo pasado, con el llamado Grupo de Contadora (isla panameña donde se reunía), constituido por naciones de la región, el cual jugó un papel importante para la pacificación de los conflictos armados centroamericanos, y luego se convirtió en el Grupo de Río.

Los mandatarios de la región acordaron crear la Celac en la cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, en Cancún, México, a comienzos de 2010, y en sus documentos fundacionales se hace referencia a los 200 años de la independencia de la mayor parte de región y la necesidad de avanzar juntos como región.

Una unión impulsada por el presidente Chávez

Foto: Xinhua / AGENCIA UNO

Uno de sus principales impulsores fue el presidente venezolano Hugo Chávez, quien ha reivindicado para el prócer venezolano Simón Bolívar la génesis de la integración política regional, con la convocatoria que hizo en 1824 del Congreso Anfictiónico de Panamá, para crear una federación de repúblicas independientes de España.

La Celac surgió en momentos en que en la región hay varios gobiernos que se autodefinen de izquierda, como los de Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador, y otros de derecha, como Chile, Panamá y Colombia, pero todos rechazan la injerencia de Estados Unidos en sus asuntos internos y promueven la unidad latinoamericana.

En sus declaraciones, el presidente Chávez ha reiterado que la Celac, que tiene como principal objetivo definido la integración regional sin exclusiones, no está “contra ninguna organización, sino a favor de los pueblos”.

La cumbre fundacional de la Celac en Caracas, Venezuela, contó con la presencia de los presidentes y jefes de Gobierno de los 33 países latinoamericanos y caribeños.

El nuevo organismo daría más autonomía a la región, basada en el respeto al derecho internacional, la igualdad soberana de los Estados, el no uso ni la amenaza del uso de la fuerza, la democracia y el respeto a los derechos humanos.

Además, buscará racionalizar la proliferación de organismos de integración, coordinación y concertación.

La Celac como organismo de integración e intercambio en la región

Foto: Xinhua / Jorge Villegas

En Celac confluyen los procesos de integración de la región: el Mercado Común del Sur (Mercosur), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad del Caribe (Caricom), el Sistema de Integración Centroamericano (Sica), la Comunidad Andina de Naciones (CAN), la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (Alba) y otros.

Además, trabajarían como “secretarías permanentes” en apoyo a Celac organizaciones como la Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (Cepal); el Sistema Económico Latinoamericano (Sela); la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), y la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, entre otras.

La mayoría de las naciones latinoamericanas y caribeñas mantienen relaciones mutuamente ventajosas con China

Cuba, que presidirá la Celac a partir de esta cumbre de Santiago, ha indicado que potenciará la solidaridad en las relaciones regionales, aportando su experiencia como miembro de la Alba, instrumento que privilegia la solidaridad en sus relaciones.

La mayoría de las naciones latinoamericanas y caribeñas mantienen relaciones mutuamente ventajosas con China, cuyo comercio e inversiones han contribuido a que pudieran enfrentar exitosamente las turbulencias asociadas a la crisis global, iniciada en Estados Unidos y que mantiene en recesión a naciones europeas.

Gracias a una propuesta de China, la Celac inició en agosto de 2012, en Beijing, consultas políticas a través de la “troika”, integrada por los cancilleres de Chile, Cuba y Venezuela, además del de China, para un mejor entendimiento y coordinación ante la problemática internacional.

Esas consultas también se llevaron a cabo con el gobierno de la India.

La Cumbre de la Celac en Santiago constituye un paso más en el proceso de independencia de los países latinoamericanos y caribeños, que buscan dinamizar sus sectores de producción con inclusión social e intentan profundizar la asociación estratégica con la Unión Europa (UE) mediante la cooperación.