Publicado el 28 de ene de 2013 9:25 am |

  comentarios

Foto: Marcelo García / Prensa Miraflores

(Caracas, 28 de enero. Noticias24) – El vicepresidente Ejecutivo de la República, Nicolás Maduro, leyó este lunes, la carta enviada por el presidente Chávez a los participantes de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Video: VTV, 28 de enero de 2012

Asimismo, Maduro agradeció a Sebastián Piñera, mandatario de Chile, “en nombre de nuestra delegación de la República Bolivariana de Venezuela este hermoso gesto que usted ha tenido como presidente pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos con el comandante presidente Hugo Chávez”.

Durante la lectura de la misiva enviada por el Primer Mandatario venezolano, indicó que “tenemos el derecho de sentirnos orgullosos, la nación de repúblicas ha comenzado a perfilarse como una realidad” y acotó que “hoy más que nunca podemos decir que hemos reemprendido el camino de nuestros Libertadores”.

Además, agregó: “Hoy ratificamos la denuncia y la condena al vergonzoso bloqueo imperial a la Cuba revolucionaria la continua colonización y ahora la militarización de las Islas Malvinas, ambos hechos son violatorios de todas las resoluciones que ha emitido la ONU”.

Video: VTV, 28-01-2013

Igualmente, transmitió a los asistentes que “pongo toda mi convicción al reiterar una palabras que dije en Caracas, el histórico 2 de diciembre del 2011 al nacer la Celac: ‘Hoy somos una patria a o no seremos patria; o hacemos la única patria o no habrá patria para nadie en estas tierras’, como reconocemos en estas palabras”.

“La única respuesta que han encontrado los países del primer mundo ha sido el recorte del gasto social y de la inversión pública”, señaló cuando comentaba que “desde la Celac nosotros podemos sostener el crecimiento económico con una fuerte inversión social“.

A continuación algunos fragmentos de la carta enviada por Hugo Chávez a la Celac:

En nombre del pueblo de Venezuela reciban un fervoroso saludo bolivariano junto al vivo testimonio de hermandad hacia cada uno de los pueblos de la patria grande. En realidad y en verdad, lamento no poder acudir a esta cita en Santiago de Chile, como es del conocimiento de todas y todos ustedes, desde diciembre del año pasado estoy batallando nuevamente por mi salud en la Cuba revolucionaria y hermana.

Por eso estas líneas son la manera de hacerme presente en esta cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, son la manera de reafirmar más que nunca el compromiso vivo y activo de Venezuela con la causa histórica de la unión.

Imposible no sentir a Simón Bolívar palpitando entre nosotros en esta cumbre de la unidad. Imposible no evocar a Pablo Neruda, al Pablo de Chile y de América, en esta tierra y en este presente de patria grande que estamos hechos. Decía Pablo Neruda: Libertador, un mundo de paz nación en tus brazos. La paz, el pan y el trigo de tu sangre nacieron, de nuestra joven sangre venida de tu sangre saldrán paz, pan y trigo para el mundo que haremos. Bolívar, siempre Bolívar.

Por eso, con un recuerdo vivo quiero compartir con ustedes una certeza; gracias a Celac ya nos vamos pareciendo a lo que una vez fuimos y a todo lo que quisimos ser, pero nos fue arrebatado. Nos vamos pareciendo a la Pacha Mama, a la cintura cósmica del sur, a la reina de las naciones, a la madre de las repúblicas.

El espíritu de la unidad ha vuelto con toda su fuerza, es el espíritu de nuestros libertadores y libertadoras, que reencarnado en los pueblos de nuestra América Latinocaribeña, es el espíritu en el que confluyen muchas voces para hablar como una sola voz, fue el entrañable espíritu de la Cumbre de América Latina y el Caribe que dio nacimiento a la Celac en Caracas; es el entrañable espíritu de esta cumbre en Santiago de Chile.

Desde aquel diciembre del año 2011, cuando fundamos en Caracas la Celac, los acontecimientos mundiales no han hecho más que ratificar la extraordinaria importancia del gran paso hacia delante que dimos.

A un año y casi dos meses de la constitución en Caracas, la Celac ha sabido plantarse con un carácter y una personalidad bien definida. lejos de cualquier dictamen o pretensión ajena a sus principios y postulados, hoy más que nunca podemos decir que cuando afirmamos que hemos reemprendido real y verdaderamente el camino de nuestros libertadores, lema que identifica esta comunidad,no estábamos haciendo una retórica ni una vana declaración.

Por eso hoy ratificamos la denuncia y la condena al vergonzoso bloqueo imperial a la Cuba martiana y revolucionaria, la continua colonización y ahora la militarización progresiva de las islas Malvinas, ambos hechos son violatorios de todas las resoluciones que ha emitido la ONU para salvaguardar los derechos del pueblo cubano y argentino. Pero sin duda alguna, de parte de este organismo supranacional para hacerlas cumplir.

La justicia está incontestablemante del lado de Cuba y de Argentina. Si somos una nación de repúblicas, nuestra soberanía es la de toda la patria grande y debemos hacerla respetar.

Foto: Marcelo García / Prensa Miraflores
Foto: Marcelo García / Prensa Miraflores
Foto: Marcelo García / Prensa Miraflores
Foto: Marcelo García / Prensa Miraflores
Foto: Marcelo García / Prensa Miraflores
Foto: Marcelo García / Prensa Miraflores
Foto: Marcelo García / Prensa Miraflores
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: EFE
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters