Publicado el 28 de ene de 2013 3:39 pm |

  comentarios

Imagen de referencia. Foto: Reuters

(La Habana, 28 de enero. AFP) - El fraile dominico brasileño Fray Betto pidió este lunes que Dios y los médicos cubanos “logren garantizar” la salud del convaleciente presidente de Venezuela, Hugo Chávez, al recibir en La Habana el premio Unesco-José Martí 2013.

“Para mí es un honor recibir este premio (y lo hago) en compañía de aquellos que antes de mí también han recibido el premio José Martí. Al comandante Chávez”, dijo emocionado Betto al recibir el galardón de manos de la directora general adjunta de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), María del Pilar Álvarez.

“Que Dios y los médicos cubanos logren garantizar su salud (de Chávez)”, añadió Betto, en la apertura de un encuentro internacional sobre el “equilibrio del mundo”, en coincidencia con los 160 años del natalicio del héroe nacional cubano José Martí, que reúne en La Habana a 800 asistentes de 44 países.

Chávez, de 58 años, fue sometido el 11 de diciembre en La Habana a su cuarta cirugía contra el cáncer que le fue diagnosticado en 2011.

El Premio Internacional Unesco/José Martí, creado en 1994 por iniciativa de Cuba, recompensa las contribuciones de organizaciones o individuos a “la unidad y la integración” de América Latina y el Caribe basada en el respeto de las “tradiciones culturales y los valores humanistas”.

Betto, exponente de la teología de la liberación, dijo luego a la prensa que “es un honor tener un premio” que lleva el nombre de Martí, “un intelectual” con quien se identifica, y destacó que lo recibió en nombre “de todos aquellos que en América Latina y el Caribe luchan por la paz, la justicia y los derechos humanos”.

Por su parte, Álvarez destacó que Betto fue premiado “por su trabajo como educador, escritor y teólogo” y “su oposición a todas las formas de discriminación, injusticia y exclusión y por su promoción de la cultura de paz y los derechos humanos”.

“De modo especial”, Betto dedicó el premio a los “cinco héroes (agentes) cubanos” presos “injustamente” en Estados Unidos desde 1998 y a los 231 jóvenes muertos el domingo en el incendio de la discoteca Kiss, en la ciudad brasileña de Santa María, por quienes pidió un minuto de silencio al plenario.

Betto relató que el líder cubano Fidel Castro lo introdujo en la obra de Martí, cuando hizo sus primeros viajes a la isla en la década de 1980.