Publicado el 28 de ene de 2013 6:57 pm |

  comentarios

(Miami, 28 de enero. EFE).- Varias organizaciones del exilio cubano calificaron hoy como una “vergüenza” que el gobernante de Cuba, Raúl Castro, asumiera la presidencia temporal de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) durante la cumbre de ese bloque regional celebrada en Chile.

Exiliados venezolanos en Miami también repudiaron el nombramiento por considerar que Castro no llegó al poder de manera legítima y “maneja a Cuba con una dictadura férrea”.

“Esto se puede definir en muy pocas palabras: es una vergüenza que América Latina y los países europeos que participaron en esta farsa se hayan puesto de acuerdo para elegir a alguien que no tiene razón de ninguna clase para ser presidente”, dijo a Efe el titular de la Fundación Nacional Cubano Americana (Fnca), José “Pepe” Hernández.

Castro asumió hoy la presidencia temporal de la Celac en un acuerdo adoptado por la asamblea de esa organización por aclamación.

Hernández: “Es otra farsa más en la que está envuelto el régimen castrista”

Hernández consideró que el mandatario cubano no “solamente no tiene razón para ser presidente, tampoco para estar involucrado en una organización que supuestamente participa de los principios democráticos de América Latina y del mundo”.

“Es otra farsa más en la que está envuelto el régimen castrista y no vamos a darle mucha importancia a ese nombramiento”, enfatizó el presidente de la Fnca.

Para la secretaria nacional adjunta del Directorio Democrático Cubano (DDC), Janisset Rivero, es un bochorno que “países que tienen gobernantes democráticamente electos sean cómplices y elijan a un dictador, que tiene 54 años en el poder junto con su hermano (Fidel Castro), a este tipo de instituciones”.

“Están violando, además, los propios principios constitutivos de la Celac, que señalan el respeto a los derechos humanos y la promoción de las libertades básicas de los individuos, eligiendo a un dictador como presidente de esa entidad”, dijo a Efe.

Rivero afirmó que el “régimen que dirige el dictador Raúl Castro es criminal” y ha sido denunciado en instancias judiciales internacionales por los “recientes asesinatos de opositores cívicos”.

Por esas razones, indicó la activista, la presidencia de la Celac “no tiene ninguna validez”.

En ello coincide la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC), que agrupa a unas cincuenta organizaciones dentro y fuera de la isla caribeña, al indicar que el nombramiento viola el acuerdo constitutivo de la Celac referente a “preservar la democracia y los valores democráticos, el respeto a las instituciones y el Estado de derecho”.

“Apoyamos a la resistencia cubana que a través de sus múltiples voces aquí expresan su denuncia pública e inconformidad con este absurdo nombramiento que intenta legitimar a un dictador que asesina, tortura y reprime a pacíficos defensores de los derechos humanos”, señaló en un comunicado.

La directiva del Consejo por la Libertad de Cuba (CLC), Ninoska Pérez, expresó que otorgarle la presidencia de la Celac a Castro es una muestra de la “falta de principios” de los gobernantes electos que integran esa organización.

“Gobernantes que aceptan que el hermano de un dictador, que nunca ha sido electo y cuyo régimen es responsable del asesinato de un senador chileno los represente, fiel reflejo de la hipocresía y doble moral que prevalece en estas cumbres”, declaró a Efe Pérez.

“Nosotros como exiliados rechazamos rotundamente este nombramiento”

El presidente de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), José Antonio Colina, dijo que se trata de una “maniobra estratégica” para que Cuba sea aceptada “de una vez por todas como una nación democrática” en Latinoamérica y advirtió que ello puede “traer consecuencias muy nefastas para otros países de la región”.

“Nosotros como exiliados rechazamos rotundamente este nombramiento y, en cuanto a lo expresado por Castro sobre Venezuela, él actúa como si estuviera encargado del país. Esto demuestra el dominio y el control que tiene el Gobierno cubano en la situación política del país”, dijo a Efe.

Durante la cumbre de la Celac, Castro aseguró que existe una “campaña de intriga y descrédito” contra el Gobierno de Venezuela por parte del “imperio y de la oligarquía golpista”.

Representantes de 32 de los 33 países de la Celac, Paraguay no asistió a la cumbre por su situación política interna tras la destitución del expresidente Fernando Lugo, sostuvieron su primera cumbre tras la fundación del organismo en Caracas en 2011.