Publicado el 30 de ene de 2013 2:22 pm |

  comentarios

Foto: EFE

(Bogotá, 30 de enero. EFE) – El jefe negociador del Gobierno colombiano con las Farc, Humberto de la Calle, dijo este miércoles que la determinación de las Farc de seguir perpetrando secuestros es “una respuesta equivocada que atenta contra el proceso” de paz que se lleva a cabo en La Habana.

“Si las FARC no les ponen la cara a las víctimas este proceso no tiene ninguna posibilidad y la señal que están mandando con este secuestro es todo lo contrario de lo que deberían estar haciendo”, dijo el exvicepresidente colombiano en una declaración a la prensa antes de partir a la capital cubana para proseguir mañana con el diálogo.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) tomaron cautivos el pasado viernes a dos policías en el suroeste del país mientras desarrollaban una operación contra la extorsión, y hoy la guerrilla reivindicó su derecho a capturar lo que llamaron “prisioneros de guerra”.

“Las cosas hay que llamarlas por su nombre, un secuestro es un secuestro, no importa quién sea la víctima”, afirmó De la Calle para reiterar que el equipo de negociadores que él encabeza no se va a permitir “desviarse” del objetivo, que es acabar con un conflicto armado interno de medio siglo.

Y agregó: “se equivocan si piensan que con acciones de este tipo van a obligar al Gobierno a declarar un cese el fuego bilateral”.

“Repito: no nos vamos a dejar desviar de nuestro objetivo, no nos vamos a dejar presionar para que hagamos un cese de operaciones”, matizó, al insistir en que el mandato del presidente Juan Manuel Santos es que la fuerza pública siga “persiguiendo a las FARC en todo el territorio nacional”.

Al tiempo que descartó declarar un alto el fuego bilateral como demanda la guerrilla, De la Calle dijo que el Gobierno no va a “entrar en conversaciones para regularizar el conflicto”, pues ese reclamo “no es otra cosa que su vieja pretensión de institucionalizarlo y prolongarlo indefinidamente”.

“Vamos a La Habana para terminar el conflicto, que es lo que pactamos. Y si no es así que nos lo digan de una vez para no hacerle perder el tiempo al Gobierno de los colombianos”, aseveró con contundencia el exvicepresidente.

Y por último, expresó: “creemos que hay una oportunidad para la paz, pero no una paz a cualquier costo”.

La columna móvil Gabriel Galvis de las FARC secuestró la semana pasada a los policías Víctor Alfonso González y Cristian Camilo Ayate, y según las informaciones de la Policía y de testigos, ambos están vivos y al parecer en una vereda conocida como El Cajón en Pradera, un pueblo del Valle del Cauca (suroeste).

Las FARC y el Gobierno terminaron el tercer ciclo de conversaciones el pasado 24 de enero con “aproximaciones” en el problema de la tierra, elegido como el primero a debatir, y se disponen a retomar las discusiones mañana en La Habana.