Publicado el 30 de ene de 2013 5:10 pm |

  comentarios

Foto: Verónica Canino / AVN / archivo

(Washington, 30 de enero – AFP).- La Organización de Estados Americanos (OEA) anunció este miércoles que sostendrá una reunión extraordinaria el próximo 22 de marzo en Washington para culminar un polémico proceso de reformas a la que es sometida la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh).

Esta asamblea general extraordinaria, a la que habitualmente asisten cancilleres o altos funcionarios de los países miembros, fue convocada en una reunión del Consejo Permanente, órgano político e la organización continental, según señaló un comunicado.

“La asamblea estudiará en la ocasión las propuestas que le presente el consejo, que emanarán de las reuniones que ha mantenido y continuará manteniendo el órgano permanente con la Comisión y la Corte Interamericanas de Derechos Humanos y con organizaciones de la sociedad civil, además de sus propios debates internos”, señaló el texto.

Esta será la culminación del proceso llamado “fortalecimiento del sistema interamericano de derechos humanos” que inició la OEA en 2011, que ha sido denunciado por numerosas organizaciones no gubernamentales como un intento de socavar las atribuciones de la Cidh.

Esta será la culminación del proceso llamado “fortalecimiento del sistema interamericano de derechos humanos”

El proceso de reformas ha sido liderado por países como Venezuela y Ecuador, que acusan a la Cidh de ser parcial en su contra, pero también por otros como Perú y Brasil, irritados por decisiones de la Comisión.

Del otro lado, países como Estados Unidos, Canadá y Panamá defienden a toda costa la autonomía e independencia de la Comisión, por lo que se oponen a que las propuestas que apruebe la OEA sean vinculantes.

Entre otras exigencias, los países quieren mayor claridad a la hora de otorgar medidas cautelares de protección y en la elaboración de sus informes, sobre todo por un polémico capítulo del informe anual que es una especie de lista negra, donde están incluidos desde hace años Venezuela, Colombia y Cuba.

En paralelo, la Cidh ha emitido su propio plan de reformas, para brindar mayores garantías jurídicas a sus procesos, pero para ello reclama que la organización regional de 34 miembros activos le aumente su presupuesto, que juzga insuficiente.