Publicado el 01 de feb de 2013 1:56 pm |

  comentarios

Foto: Reuters/EDGARD GARRIDO

(México, 1 de febrero. EFE) – El director general de Pemex, Emilio Lozoya, dijo hoy que la explosión registrada ayer en la sede central de la petrolera parece un accidente, aunque insistió en que “todas las líneas de investigación están abiertas”.

Video: Youtube, 01 de febrero de 2013

“Lo que uno puede observar es que esto es parte de lo que los expertos perciben como un accidente, pero no se va a descartar ninguna línea de investigación”, dijo a la cadena Televisa al ser interrogado sobre las posibles causas de la explosión que dejó 32 muertos y 121 heridos.

Lozoya hizo estas declaraciones poco después de que actualizara en una rueda de prensa el balance oficial de víctimas del estallido registrado la tarde del jueves en el sótano de un edificio del amplio complejo administrativo de Pemex (Petróleos Mexicanos).

Lozoya precisó que entre los fallecidos hay 20 mujeres y 12 hombres

Esta es la primera vez que un alto representante de la empresa apunta que la explosión pudo haberse debido a un accidente y descarta, en principio, la posibilidad de un atentado en la sede central de la principal empresa del país.

Hasta ahora, tanto Pemex como el Gobierno han pedido no especular sobre las causas de la explosión y esperar a los resultados del peritaje que se está haciendo en las instalaciones.

En una rueda de prensa previa, Lozoya precisó que entre los fallecidos hay 20 mujeres y 12 hombres. También indicó que de los 121 heridos, 52 aún siguen ingresados en hospitales de esta capital.

El directivo de la empresa estatal, que realizaba una gira por Asia en el momento en que se produjo el percance, dijo que continúan los peritajes para definir la causa de la explosión, pero evitó referirse a cualquier hipótesis.

“Se utilizarán todos los recursos para conocer las causas raíz del siniestro”

“No vamos a especular, ni vamos a adelantarnos. Queremos actuar con absoluta responsabilidad”, apuntó Lozoya en la sede central de Pemex, acompañado por otros directivos de la firma.

“Se utilizarán todos los recursos para conocer las causas raíz del siniestro”, insistió en la rueda de prensa.

Los medios locales de comunicación han informado que la explosión pudo deberse a un sobrecalentamiento del sistema eléctrico que alimenta el complejo de la empresa petrolera.

En el edificio donde se produjo el siniestro, registrado poco antes de que el personal sindicalizado terminara sus labores, trabajan regularmente unas 1.700 personas, mientras que en todo el complejo la cifra del personal asciende a 10.000