Publicado el 05 de feb de 2013 12:43 pm |

  comentarios

Foto: Prensa Antonio Ecarri

(Santiago, R. Dominicana. 5 de febrero EFE).- El expresidente de Colombia Ernesto Samper destacó hoy el papel del mandatario venezolano, Hugo Chávez, en los esfuerzos por la paz en Colombia y acusó a Álvaro Uribe de haber colocado prácticamente al país al borde una guerra.

En declaraciones a periodistas en la norteña provincia dominicana de Santiago, donde hoy pronunciará una conferencia sobre seguridad, Samper (1994-1998) dijo que Colombia “tiene motivos de agradecimiento al presidente Chávez”.

El expresidente manifestó la importancia del papel de facilitación de Chávez para lograr las liberaciones humanitarias de secuestrados por las FARC y su capacidad de persuasión a dirigentes de la guerrilla para que se sentaran en la mesa del diálogo.

Sobre los momentos de tensión que sufrió la relación colombo-venezolana particularmente en el Gobierno de Uribe, opinó que se debieron a la actitud “provocadora” del hoy expresidente.

“Eso más por una actitud provocadora de Uribe que decidió pedir la colocación de siete bases estadounidenses en la frontera”

“Eso más por una actitud provocadora de Uribe que decidió pedir la colocación de siete bases estadounidenses en la frontera colombo-venezolana que sin dudas constituían una forma de provocación para Venezuela”, indicó.

Fue un momento “agrio que vivimos y de alguna forma la gente de Colombia pensaba que Chávez estaba aliado con la guerrilla porque ésta se pasaba a territorio venezolano para aprovisionarse, para descansar”, agregó.

Sobre el actual presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, Samper dijo que éste ha demostrado que es mejor tener buenas relaciones con los vecinos y que las diferencias se puedan tramitar de manera amigable.

Para el expresidente, ahora en Colombia se vive un aire distinto, porque su país ha recuperado las buenas relaciones con sus vecinos y dijo que parte de los resultados de ese esfuerzo se ven en la mesa de diálogo instalada en la capital cubana por el Gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (EARC).

De otro lado, el exjefe de Estado declaró que los planteamientos que se están haciendo para la despenalización de las drogas nacen de la percepción de que la política represiva contra el narcotráfico fracasó.

Samper manifestó que a pesar de la lucha contra el narcotráfico, que conlleva cada año la inversión de al menos 35.000 millones de dólares, actualmente hay 300 millones de consumidores.

De esa cantidad, indicó, entre 180 y 200 millones son consumidores de marihuana y el resto usuarios de otro tipo de drogas como cocaína, heroína y otras sustancias.

“Lo que no creo es que la solución para tratar la prohibición sea la legalización, porque salimos de un fundamentalismo prohibicionista y caeríamos en un fundamentalismo fiscalizador”, dijo.

Samper se encuentra en el país caribeño invitado por la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS), donde hoy dictará una conferencia sobre seguridad ciudadana.