Publicado el 07 de feb de 2013 3:52 pm |

  comentarios

(Caracas, 7 de febrero. Noticias24).- En lo que puede constituir un caso curioso, un juez de Madrid, ordenó la devolución de 200 gramos de marihuana incautados en diciembre a La Santa Le Club, una asociación que reúne a consumidores de marihuana.

El pequeño local, ubicado en el barrio de Malasaña, ha sufrido la irrupción de las fuerzas policiales en varias ocasiones, lo que conlleva la incautación de la droga que allí consumen. Desde su fundación en 2011 se le han abierto cinco expedientes policiales. Sin embargo la decisión del juez se ha convertido en un triunfo para ellos.

Además de la droga recuperaron elementos como una balanza, dinero y bolsas. Esto ha abierto un debate sobre la situación legal del consumo de cannabis. Sin embargo, no es la primera vez que un caso similar ocurre en España.

“Es el cuarto caso”, señaló a la BBC Mundo Pedro Pérez, presidente de esta asociación legalmente constituida e inscrita como tal en el Ministerio del Interior. El hombre destaca el carácter “privado” del local y aclara que hay cientos de asociaciones similares.

“Aquí no promovemos nada. Eso sería ilegal. Aquí la gente viene y se asocia”

“No se abre al público en general. De hecho, para entrar se debe apoyar el dedo en un lector de huellas dactilares”, apunta. “Su carácter privado, de acuerdo a la jurisprudencia del Tribunal Supremo, es lo que lo hace legal”, añade.

Es la opinión del juez, que les devolvió la droga al considerar que no se cometió ningún delito contra la salud pública, que es donde se engloba el tráfico y promoción del consumo de drogas en la ley española.

“Aquí no promovemos nada. Eso sería ilegal. Aquí la gente viene y se asocia”, puntualiza. La Santa tiene cerca de 300 socios. Aproximadamente el 70% son de los llamados “lúdicos”, los que fuman por placer. El 30% restante son “medicinales”. A estos últimos no se les cobra. “Tratamos de ayudar a quienes lo están pasando muy mal”, agrega el presidente del club.

Mencionó que no todos van a fumar, muchas señoras se van a comer un bombón con marihuana o tomarse una tisana, por uso medicinal. Pérez, que hace años tiene una tienda donde vende insumos para cultivar la planta de marihuana, explicó que creó la asociación para que la gente que necesita consumir por salud o simplemente por gusto tenga un lugar “privado” donde usar la droga de “tranquila, responsable y sin recurrir al mercado negro”.

Con información de BBC Mundo