Publicado el 07 de feb de 2013 5:44 pm |

  comentarios

Foto: Daily Mail

(Caracas, 07 de febrero – Noticias24).-Konstantin Rudnev, líder de una secta rusa ha estado encarcelado durante 11 años por violar y agredir sexualmente a sus seguidores, obligando a sus discípulos a formar parte en orgías, el ocultismo y el tráfico de drogas.

Rudnev de 45 años, aseguraba ser un dios alienígena autoproclamado “enviado a la Tierra para iluminar a la humanidad” por lo que exigía sumisión ciega a sus 30 mil seguidores, principalmente personas entre 14 y 30 años.

Konstantin Rudnev ha estado encarcelado durante 11 años después de que las autoridades rusas intentaran más de una década tratar de llevarlo ante la justicia.

Una madre contó que su hijo tomó clases de yoga con la secta – llamada Ashram Shambala – cuando tenía 15 años, y tres años más tarde desapareció después de unirse como seguidor.

Mujeres se vieron obligadas a participar en “rituales y orgías” con Rudnov y otros líderes, además de perder su dinero y propiedades, abandonando a sus familiares y amigos; muchos de ellos fueron reportados como desaparecidos.

Más de una docena de seguidores dio pruebas contra Rudnev y vídeos impactantes fueron encontrados donde muestran cómo algunos seguidores Ashram Shambala fueron objeto de violencia y abuso sexual.

La secta se estableció antes del colapso de la Urss, pero los intentos anteriores para condenarlo durante un período de 12 años había fracasado porque sus “víctimas” se negaban a testificar en su contra en el tribunal.

Rudnev también fue declarado culpable de crear una organización religiosa infringir en las personalidades de las personas y sus derechos.

La secta era lucrativa convirtiéndolo en multimillonario, aprovechándose de las personas vulnerables en un país sometido a transformaciones masivas tras la caída del régimen soviético.

Según él, sus excéntricas “enseñanzas” fueron tomadas de la Biblia, el Corán, Kamasutra, el chamanismo, el paganismo y el sexo tántrico.

Los fiscales alegaron que sus métodos eran siniestros e involucró el lavado de cerebro de las personas vulnerables.

Con información de Daily Mail

Foto: Daily Mail
Foto: Daily Mail