Publicado el 07 de feb de 2013 7:24 pm |

  comentarios

Video: AP, 7 de febrero de 2013

(Teherán, 07 de febrero. AFP).- Los Guardianes de la Revolución, el cuerpo de élite del régimen iraní, difundieron imágenes que presentaron como “datos decodificados” obtenidos de un avión no tripulado (drone) estadounidense RQ-170 capturado a fines de 2011 cuando sobrevolaba Irán, indicaron este jueves los medios locales.

Las imágenes, difundidas por la división aeroespacial de los Guardianes, habrían sido tomadas por el avión durante su aterrizaje en una base estadounidense de Kandahar (Afganistán) y en otra base en Pakistán.

“Al decodificar los datos extraídos del drone, descubrimos que el aparato había efectuado numerosos vuelos sobre países vecinos de Irán”, declaró el general Amir Ali Hajizadeh, comandante de la división aeroespacial de los Guardianes, citado por la agencia Fars.

El 4 de diciembre de 2011 Teherán anunció que logró que un RQ-170 Sentinel, un drone ultrasecreto de varias toneladas de peso, aterrizara en el desierto, “pirateando” su sistema de conducción.

Por su parte, Estados Unidos explicó que el aparato sufrió un problema técnico y el presidente estadounidense, Barack Obama, pidió sin éxito a Irán que devolviera el aparato.

La Fuerza Internacional en Afganistán explicó que el drone era utilizado para misiones en el oeste del país, pero, según la prensa estadounidense, se encontraba en una misión de observación de enclaves nucleares iraníes a pedido de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos.

El RQ-170 Sentinel, construido por la empresa estadounidense Lockheed-Martin, es un avión no tripulado de observación a largo alcance y mucha altura, cuya existencia fue confirmada en el año 2010 por la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Irán anunció que comenzó a preparar réplicas de este aparato, del que asegura haber descubierto sus secretos, para equipar a sus propias fuerzas.

En diciembre de 2012, Irán afirmó que consiguió hacer aterrizar otro drone de observación estadounidense modelo ScanEagle, interceptado sobre las aguas del Golfo Pérsico.