Publicado el 13 de feb de 2013 6:09 pm |

  comentarios

(Guadalajara / México, 13 de febrero – EFE).- La Fiscalía del estado de Jalisco, oeste de México, reveló hoy que la menor que dio a luz a fines de enero pasado fue abusada sexualmente por su padrastro, y que tiene entre 12 y 13 años y no 9 como se divulgó originalmente.

La semana pasada un hospital de Jalisco aseguró haber atendido a una menor de nueve años que dio a luz a un bebé y se embarazó a los 8 años de edad de un supuesto novio de 17 años, quien se había fugado.

El fiscal estatal, Tomás Coronado, informó que fue posible conocer la verdadera edad de la menor conocida como “Dafne”, mediante exámenes antropológicos y dentales que determinaron que tiene entre 12 y 13 años.

Se pidieron los exámenes para dictaminar la edad cronológica de la menor que dictaminaron que la menor que es de 13 años con un margen de error de ocho meses”, declaró el fiscal a la prensa.

Coronado afirmó que además de las pruebas científicas se busca corroborar la edad de la pequeña con la partera que atendió a la madre y con algunos vecinos y familiares, ya que su acta de nacimiento presenta muchas inconsistencias.

La fiscalía inició una investigación para despejar las dudas en torno a la menor, quien parecía mayor de lo que consta en su acta de nacimiento y para determinar si se trataba de un caso de violación o abuso sexual.

Las pruebas de ADN a la niña y a su hijo determinaron que el padre del bebé es su padrastro, de nombre Abundio García Guadalupe, quien fue aprehendido ayer y puesto a disposición del ministerio público.

“El responsable de este hecho es el padrastro de la menor que habría tenido relaciones sexuales con ella en varias ocasiones”, dijo Coronado Olmos.

La versión del supuesto novio de 17 años fue desmentida posteriormente tanto por “Dafne” como por el mismo García Guadalupe, quien declaró que ambos acordaron contar ésa historia en caso de que la madre se enterara, explicó.

El padrastro aseguró en su declaración que los encuentros sexuales fueron con el consentimiento de la menor, por lo que podría enfrentar cargos por abuso sexual infantil con una pena de entre 12 a 20 años.

De acuerdo con la investigación, la madre de “Dafne” desconocía la relación entre su hija y su pareja, aunque las autoridades mantendrán la causa abierta, en caso de que se le compruebe su presunta complicidad.

La menor y el bebé fueron resguardados desde la semana pasada por la fiscalía, y trasladados a un albergue para cuidar su integridad y ofrecerles apoyo psicológico.