Publicado el 15 de feb de 2013 4:43 am |

  comentarios

Video: Aterradoraa imágenes de la caida de los meteoritos – RT

(Moscú, 15 de febrero. Agencias) - Los meteoritos que cayeron sobre los Urales causaron casi mil heridos, afirmó este viernes el gobernador de la región de Cheliabinsk, Mijail Yurevich, citado por la agencia pública Ria Novosti.

“El número de heridos es de unos 950″, declaró el mandatario regional. El balance anterior era de más de 500 heridos en la región, muchos de ellos por astillas de vidrios debido a que saltaron los cristales de las ventanas.

- Impactantes videos de la caída de los meteoritos – Ver los videos
- Las primeras fotos de la tragedia – Ver las fotos

El tránsito matutino se detuvo súbitamente en la ciudad de Cheliabinsk, en los Urales, mientras el meteorito quemaba parcialmente en su caída al ingresar a la capa inferior de la atmósfera sobre la ciudad, iluminando el cielo, según mostró la televisión

No está claro si este meteorito está vinculado al asteroide 2012 DA 14, que se espera pase a unos 27.000 km sobre la Tierra un poco más tarde este viernes, en un trayecto inusualmente cercano a la Tierra.

Entre los heridos se encuentran 159 niños

Según el ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia, más de 700 personas resultaron heridas, tres de ellas de gravedad, por la onda de choque, en Cheliabinsk y en media docena más de ciudades, asimismo señalaron que las comunicaciones de los teléfonos celulares estaban momentáneamente cortadas.

Según los medios rusos, entre los heridos se encuentran al menos 159 niños.

“Requirieron atención médica 474 personas, de las que 14 han sido hospitalizadas”, informó un portavoz ministerial a la agencia Interfax.

“A las 09H20 (03H20 GMT) se observó un objeto en Cheliabinsk que volaba a gran velocidad y dejaba un rastro. Dos minutos después se escucharon dos explosiones”, indicó un responsable de la Oficina Regional de Situaciones de Emergencia, Yuri Burenko, en un comunicado.

“La onda de choque quebró las ventanas en Cheliabinsk y en otras ciudades de la región”, agregó Burenko.

Los primeros informes señalaron que una parte del meteorito cayó a 80 km de la ciudad de Satki, que a su vez se encuentra a 100 km al oeste del centro regional, pero esto no ha sido confirmado oficialmente.

“Hubo miles de llamadas telefónicas de que algo fue encontrado y que el bosque estaba ardiendo. Pero todavía no tenemos informaciones confirmadas de que algo cayó” en la superficie de la Tierra, señaló Burenko.

“La policía realiza un seguimiento e inspección de los núcleos de población para determinar nuevos lugares afectados por la caída”, explicó el portavoz de Interior.

Agregó que patrullas policiales vigilan los edificios que presentan daños y sufrieron la pérdida de sus cristales.

La caída del cuerpo celeste se acompañó de fuerte explosiones, según testigos citados por la radio Eco de Moscú, que en un primer momento creyeron que había un estallado un avión en vuelo.

Ola de terror

Este meteorito “fue un objeto bastante grande con una masa de varias docenas de toneladas”, calculó el astrónomo ruso Serguei Smirnov, del Observatorio Pulkovo, en una entrevista difundida por el canal Russia 24.

Las escuelas recibieron instrucciones de cerrar durante todo el viernes en la región después de que la onda de choque hizo estallar las ventanas de los edificios con temperaturas de hasta 18 grados Celsius (0 grados Fahrenheit).

El servicio local de correos afirmó que varios de sus edificios sufrieron daños, y que el estadio Traktor de Cheliabinsk para hockey sobre hielo también fue afectado, obligando a cancelar un partido.

Imágenes de la televisión mostraron a personas con el rostro ensangrentado
y al menos a un niño cuya espalda estaba cubierta de sangre.

Muchos de los heridos fueron tratados por cortes superficiales y hematomas causados por los vidrios quebrados, señaló la policía local a la agencia de noticias RIA Novosti.

“Hubo un deslumbrador destello y dos o tres minutos después fuimos derribados por una onda de choque”, dijo un hombre al canal de televisión Rossiya. Otro dijo que “al principio, creí que era un avión”.

“No ha sido una lluvia de meteoritos, sino un meteorito que se desintegró en las capas bajas de la atmósfera”, dijo a la agencia Interfax la portavoz del ministerio para Situaciones de Emergencia, Elena Smirnij.

No afectó a una planta nuclear

La región de Cheliabinsk es el corazón de la zona industrial de Rusia. Está llena de fábricas y otras instalaciones que incluyen una planta de energía nuclear y el gran centro de depósito y tratamiento de deshechos nucleares Mayak.

Un portavoz de Rosatom, la empresa de energía nuclear de Rusia, dijo que sus operaciones no se vieron afectadas.

“Todas las empresas Rosatom ubicadas en la región de los Urales -incluyendo al complejo Mayak- están trabajando normalmente”, señaló a la agencia de noticias Interfax un portavoz no identificado de Rosatom.

El ministerio de Situaciones de Emergencias dijo que los niveles de radiación en la región no habían cambiado y que 20.000 socorristas fueron enviados para ayudar a los heridos y ubicar a los que necesitasen ayuda.

En total se han visto afectadas al menos seis ciudades con daños en los edificios. En esta época del año, en pleno invierno, las temperaturas suelen estar por debajo de los cero grados. En Chelyabinsk el termómetro marcaba hoy los -18 grados.

Con información de AFP, EFE y DPA.