Publicado el 19 de feb de 2013 8:44 am |

  comentarios

Morales en su visita a la Academia Militar de Caracas. Foto: AVN

(Caracas, 19 de febrero. Noticias24) - El Presidente de Bolivia, Evo Morales, visitó a los familiares de su par y amigo venezolano, Hugo Chávez, en el Hospital Militar de Caracas, donde este último recibe tratamiento contra un cáncer que afecta su zona pélvica.

Video: VTV, 19 de febrero de 2013

“Hermoso encuentro con nuestro hermano Evo. Vino a darnos su apoyo y expresarnos el amor del pueblo boliviano. Que ser humano. Gracias Evo”, escribió la hija del mandatario venezolano, María Gabriela Chávez, a través de su cuenta en Twitter.

Morales, quien arribó la mañana de este martes a Venezuela, señaló a su llegada que tenía “muchas ganas” de ver a Chávez, pero el gobierno no ha informado si Morales se reunió con Chávez en el Hospital Militar, o si solo pudo reunirse con los familiares de este.

“Tengo muchas ganas de verlo, pero no queremos perjudicar su recuperación (…). El pueblo boliviano está alegre, contento y feliz por el retorno de Chávez a Venezuela”, declaró el gobernante boliviano a la emisora interestatal Telesur.

Morales sí pudo reunirse con el vicepresidente Nicolás Maduro, el presidente de la AN Diosdado Cabello y los gobernadores oficialistas. En una posterior reunión con Maduro se conoció que el boliviano visitaría a los familiares de Chávez.

“Esta tarde juntos vamos a visitar a los familiares en el hospital, ahora más tarde”, dijo Maduro.

El mandatario boliviano había dicho el lunes que esperaba visitar a Chávez: “Tengo mucho deseo de visitarlo, de verlo. Ojalá mañana de paso por Caracas se pueda dar esta oportunidad de verlo”.

Este fue el segundo intento de Morales por visitar a Chávez, ya que en una anterior oportunidad, en diciembre, no pudo hacerlo en La Habana, donde el mandatario bolivariano convaleció por más de dos mes tras su operación para tratarse el cáncer que padece.

Chávez fue ingresado el lunes directamente a su llegada de La Habana. Su hospitalización está rodeada del silencio oficial y de las fuerzas de seguridad, apostadas en las puertas del centro médico.

Con información de agencias