Publicado el 19 de feb de 2013 10:43 pm |

  comentarios

Foto: Reuters / Carlos Garcia Rawlins / Archivo

(La Habana, 19 de febrero – Reuters).- Una delegación de siete legisladores de Estados Unidos fue recibida por el presidente cubano, Raúl Castro, dijo el martes la televisión estatal de la isla, en el más reciente esfuerzo entre ambos enemigos políticos por avanzar en las estancadas relaciones bilaterales.

La delegación estadounidense llegó el lunes a Cuba con el propósito de conocer acerca de las reformas económicas emprendidas por Castro y visitar al contratista Alan Gross, que cumple una condena de 15 años de cárcel por instalar redes ilegales de internet bajo un programa considerado subversivo por el Gobierno comunista.

“El presidente cubano, Raúl Castro, recibió en la tarde de este martes al honorable senador Patrick Leahy, demócrata del Estado de Vermont (…), dijo una nota oficial leída en la emisión nocturna de la televisión local.

“En el encuentro, en el que participó el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, se abordaron temas de interés para ambos países“, agregó el texto.

La delegación visitante incluye a cinco senadores, encabezados por el demócrata Leahy, y dos miembros de la Cámara de Representantes para una visita de tres días a la isla.

Castro, de 81 años, intercambió también con los demás integrantes de la delegación, entre ellos con el representante Chris Van Hollen, de Maryland, el estado de Gross.

Raúl Castro y los miembros de la delegación de Estados Unidos conversaron y se tomaron fotos, según las imágenes mostradas en la televisión estatal.

La nota oficial, en cambio, no ofreció detalles sobre si la delegación había visitado al contratista estadounidense preso en Cuba, aunque una fuente del grupo confirmó a Reuters que Leahy lo había visto.

Leahy estuvo el año pasado en Cuba, donde vio a Gross y se reunió con Raúl Castro y otros funcionarios.

Cada uno de nosotros tiene un interés en Cuba. Todos queremos ver que las relaciones mejoren y ambas partes toman medidas en esa dirección”, dijo Leahy a su llegada a la isla.

Cuba y Estados Unidos son enemigos políticos desde poco después de la revolución encabezada por el ex presidente Fidel Castro en 1959. Washington aplica hace más de medio siglo un embargo económico y comercial a la isla de Gobierno comunista.

A pesar del estancamiento en las relaciones, un gran número de turistas viajaron entre los dos países el año pasado y se incrementaron las remesas enviadas a Cuba, así como las ventas de alimentos que se pagan en efectivo a empresas de Estados Unidos bajo una enmienda del año 2000 al embargo comercial.

El arresto de Gross, de 63 años, paralizó una ligera flexibilización que se estaba produciendo entre Washington y La Habana tras la llegada a la Casa Blanca de Barack Obama en el 2009.

Obama sostiene que las relaciones con La Habana no mejorarán mientras Gross permanezca en prisión.

El viaje de los legisladores de Estados Unidos es el primero de un grupo de políticos de alto nivel que llega a Cuba poco después de iniciado el segundo período presidencial de Obama.