Publicado el 21 de feb de 2013 11:12 am |

  comentarios

Foto: EFE

(Panamá, 21 de febrero. EFE) – El exembajador de Panamá ante la OEA Guillermo Cochez, destituido del cargo por sus comentarios sobre la situación interna de Venezuela sin permiso del Gobierno panameño, dijo que cometió un “acto de indisciplina”, pero gracias a eso el mundo sabe que en ese país hay una “democracia enferma”, según sus declaraciones.

“Yo cometí un acto de indisciplina” pero gracias a eso “el mundo entero sabe lo que está pasando en Venezuela”, donde “hay una democracia enferma y eso debe ser analizado en la OEA (Organización de Estados Americanos)”, aseveró el exfuncionario diplomático.

En una entrevista este jueves con el canal RPC de Panamá, Cochez dijo que si habló de la situación de Venezuela el pasado 16 de enero en el foro hemisférico fue porque es un “defensor de la democracia”.

“Nos falta un poquito más de seriedad en el asunto de las misiones diplomáticas”, opinó Cochez, quien aseguró que en adelante se dedicará a la docencia universitaria y a su carrera de abogado.