Publicado el 23 de feb de 2013 9:21 am |

  comentarios

Video: RT

(Caracas, 23 de febrero. RT) El Pentágono suspendió este viernes los vuelos de 51 aviones de combate F-35 después de que una inspección revelara una grieta en una turbina ubicada en el motor a reacción de un avión F-35, un cazabombardero de quinta generación.

Es la segunda vez en los últimos dos meses que el Pentágono suspende vuelos de este tipo de avión de combate, decisión que supone otro revés para el costoso programa ‘Joint Strike Fighter’ de desarrollo del caza F-35, un cazabombardero ‘invisible’ para los radares enemigos. Se trata además del mayor programa armamentístico del Pentágono y su costo se estima en 396.000 millones de dólares.