Publicado el 23 de feb de 2013 3:25 pm |

  comentarios

Foto: Reuters/Archivo

(Río de Janeiro, 23 de febrero- EFE).- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, afirmó hoy en Nigeria que, por las informaciones que recibió la víspera del ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Elías Jaua, el estado de salud de su homólogo de Venezuela, Hugo Chávez, no es “muy preocupante”.

“Conversé con el ministro de Relaciones Exteriores (de Venezuela) y él me dijo que (Chávez) estaba muy bien, pero que tuvo un empeoramiento en la cuestión de la respiración”, aseguró la mandataria en declaraciones que concedió en la ciudad nigeriana de Abuya a los periodistas brasileños que cubren su visita oficial a Nigeria.

“Él estaba con dificultades de respirar, pero, por lo que (Jaua) me dijo, estaba todo bajo control. No me transmitió, digamos, un estado muy preocupante”, agregó Rousseff, quien conversó la víspera con el canciller venezolano en Guinea Ecuatorial, en donde participaron en la tercera cumbre del foro de cooperación América del Sur-África (ASA).

Pese a las versiones no confirmadas de un supuesto agravamiento del estado de salud de Chávez, el vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que el mandatario se reunió este sábado con miembros de su equipo de Gobierno por unas cinco horas y media para tratar diversos temas.

“Hemos tenido estas tres sesiones (de trabajo) que más o menos han abarcado unas cinco horas y media. Él ha estado muy enérgico con mucho ánimo, con mucha fuerza y vitalidad, y eso nos llena de mucha alegría”, indicó Maduro en una declaración transmitida por la televisión estatal.

El viernes voceros oficiales dijeron que la insuficiencia respiratoria que le surgió a Chávez tras su operación persiste y que la tendencia “no ha sido favorable”, aunque el gobernante continúa con el tratamiento para el cáncer sin efectos “adversos significativos”.

Chávez regresó el lunes a Venezuela tras pasar más de dos meses en Cuba, donde el pasado 11 de diciembre fue operado por cuarta vez en 18 meses de un cáncer del que se sabe que está en la zona pélvica pero no su naturaleza.