Publicado el 24 de feb de 2013 4:53 pm |

  comentarios

Video: BBC Mundo, 24 de febrero de 2013

(Caracas, 24 de febrero. Noticias24) - Jessica Cox es una joven mujer que nació sin brazos, pero eso no le impidió aprender a manejar un auto, pilotear un avión, tocar piano y dar charlas de motivación alrededor del mundo para ayudar y alentar a niños discapacitados.

Cox, afirmó que tener la madurez de la disfruta hoy en día no fue fácil, pues cuando era niña “quería correr como los otros niños y envidiaba como los monos se trepaban de una rama a otra”. Sin embargo, llegó el momento en el que se dio cuenta que tenía que adaptarse a la forma en en la que los demás hacían las cosas, porque “no se trataba de atender a mis necesidades, sino que tenía que ser creativa y usar los pies para hacerme más independiente”.

“La vida es 10% lo que te ocurre y el 90% cómo reaccionas a eso”

“La vida es 10% lo que te ocurre y el 90% cómo reaccionas a eso, por ello, me enamoré de la psicología me fascinó en ese sentido y le doy crédito por la forma en la que pensamos”, dijo.

Para convertirse en piloto contó que fue una experiencia de tres años, “tuve que encontrar un avión específico con dos controles menos que la mayoría de los aviones para poder mantener el pie izquierdo en el acelerador. Es la experiencia más increíble y fortalecedora que he tenido”.

Esta joven, quien además tiene dos cinturones negros, admitió que lo que disfruta más es no saber donde estará más adelante, pues en los últimos 4 meses ha estado en 4 países.

En uno de esos viajes visitó niños con discapacidades en Etiopía para ayudarlos a desarrollar esa confianza que consiguió con los años.