Publicado el 25 de feb de 2013 8:16 am |

  comentarios

Foto: Angel Obertein/Noticias24Carabobo

(Caracas, 25 de febrero. Noticias24) Según la información reseñada a través del diario El Impulso, el receptor de los Tigres, Alex Avila, le atrapó a Bruce Rondón en el arranque de los entrenamientos primaverales para darse una idea de qué tipo de lanzamientos posee el joven pitcher venezolano, pero fue hasta el sábado que Avila le atrapó al potencial cerrador de Detroit en un juego real.

Cuando se le pidió que diera su conclusión, Avila hizo una pausa. Su respuesta fue incompleta, pero directa.

“Bueno, hubo algunas rectas que no vi”, explicó Avila, “y terminaron en mi guante. No sé cómo“.

Si consideramos que pocos bates de los Azulejos hicieron contacto con la bola, fue un buen debut para el lanzallamas venezolano. Tras ponches consecutivos con corredores en segunda y tercera para sellar una entrada sin carrera, la sonrisa en su rostro mientras daba declaraciones tras su actuación lo dijo todo.

Eso no le va a asegurar un puesto, como tampoco lo hará que lo pierda si tiene una mala salida. El manager Jim Leyland dejó muy en claro eso. Aun así, lo que el derecho hizo el sábado pudiera ser una probadita de lo que tendremos esta primavera. Al menos su primera actuación seguramente le quitará algo de nervios.

Sus lanzamientos son eléctricos“, elogió Avila. “Estoy seguro de que se sintió un poco nervioso en su primera aparición. Estuvo un poco descontrolado, pero luego se compuso frente a esos dos últimos bateadores. Fue divertido atraparle. Por mucho, es probablemente uno de los mejores brazos que he visto”.

Rondón lanzó 24 pitcheadas, 14 para strikes, en su único inning de trabajo. La mayoría de sus lanzamientos fueron rectas, con la mayor parte de estas pasando por la zona de strike. Tuvo mejor comando cuando más lo necesito, después de que Brett Lawrie recibiera la base por bolas con un out y Adam Lind conectara una recta que se estrelló en la barda del jardín derecho de un bote para un doblete.

Al igual como en pasados entrenamientos primaveras, los Tigres no contaron con una pistola de radar en el estadio o para monitorear los lanzamientos de Rondón. Pero el venezolano dijo que estaba tirando su recta con todo. Avila espera ver pronto más de su slider y cambio de velocidad. Pero el sábado eso no iba a suceder.

El domingo los Tigres terminaron empatados a 5 en contra de los Filis en su segundo juego de exhibición, en el cual Rondón no vio acción.

Con información de El Impulso.