Publicado el 25 de feb de 2013 6:57 pm |

  comentarios

Foto: Imagen de referencia / Flickr OEA

(Caracas, 25 de febrero – Noticias24).- Para el presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh), José de Jesús Orozco Henríquez, en América Latina en “cualquier momento” pueden resurgir acciones que violenten los derechos humanos por la ruptura del orden democrático constitucional, la ausencia de elecciones libres y estados de excepción, tal como en los años 70 a pesar de que las condiciones que actualmente se viven son totalmente diferentes.

Para la Cidh actualmente la prioridad es que los 35 Estados se adhieran a la Convención Americana sobre Derechos Humanos y ratifiquen su respeto, además hizo un llamado a Venezuela a reconsiderar su posición “antes de que la denuncia que formuló, surta efectos”.

Orozco Henríquez se refirió a la denuncia interpuesta por el Estado venezolano en 2012, en la que afirmó que existe un “doble rasero” por parte de la Cidh para con Venezuela, por lo que anunciaron un distanciamiento de ente interamericano, pues a su juicio, se trata de un “pervertido sistema (…) que con su práctica se ha desligado de su rol, ratificado por los Estados miembros en el Pacto de San José”.

El representante de la Cidh expresó que “sabemos que los golpes de Estado, desafortunadamente, no son asuntos del pasado y que (cuando estos se den) la Cidh es llamada a actuar con fortaleza y con sus atribuciones intactas”.

Hizo un llamado a los países miembros ha que reconozcan sus recomendaciones y que sean incorporadas en las leyes de cada país.

Para finalizar consideró la necesidad de corregir “ciertas percepciones erróneas” sobre el sistema interamericano, ya que en la mayoría de los casos las partes que acuden al sistema no están en igualdad de condiciones para defender sus derechos.

Con información de La Jornada